aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




'Usuario simulado', un agente anticorrupción

Solicitan servicios en dependencias del gobierno para detectar posibles irregularidades como soborno, extorsión y falsificación. Gente de la tercera edad se hace pasar por vendedor, mesero o pintor
Domingo 27 de febrero de 2005 Silvia Otero | El Universal

Se disfrazan, actúan, lo mismo piden atención en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que tramitan una licencia federal. Su misión encubierta es detectar la corrupción de los servidores públicos federales.

Es un equipo en el que participan personas de la tercera edad, quienes en coordinación con personal de la Secretaría de la Función Pública (SFP) recorren diversas dependencias, las áreas de atención al público donde pudieran presentarse irregularidades, tales como pedir dinero a cambio de un servicio.

Este es el Programa Usuario Simulado, que desde 2001 aplica el gobierno federal para detectar anomalías y atender quejas, a través de operativos en los que los colaboradores se hacen pasar como ciudadanos en busca de un servicio.

Aunque su función es mayor. En los casos de denuncias concretas de sobornos y extorsión cometidas por funcionarios, asumen el papel de empresarios o socios de las víctimas para sorprender en flagrancia a los responsables; son también vendedores de jugos, meseros, pintores o choferes que filman y fotografían el momento del cohecho, para después pedir intervención a la Procuraduría General de la República (PGR).

De esta forma, detalla Eloy Morales Fong, subsecretario de Atención Ciudadana de la SFP, a cargo del proyecto, es como se han logrado reducir no sólo los actos de corrupción, sino también corregir los procesos para evitar que los casos se repitan en el IMSS, PFP, o en el área de Aduanas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) , entre otras dependencias donde se han detectado irregularidades.

En la administración anterior se realizaron sólo seis operativos para detectar corrupción en las dependencias de la administración pública federal, mientras que de 2001 a 2004 suman ya 98 los dispositivos que han permitido capturar en flagrancia a servidores públicos.

José Luis Copil Meneses, coordinador del programa, quien también participa en algunos operativos, revela que a través de este programa se han iniciado 119 actas administrativas contra 41 servidores públicos, y se han formulado 25 denuncias penales por la comisión de delitos en los que están implicados 26 funcionarios.

En noviembre de 2003 se logró desmantelar una banda presuntamente integrada por servidores públicos del SAT.

Se les detuvo en un centro comercial de la ciudad de México, cuando negociaban con un "usuario simulado" la compraventa de 199 rollos de marbetes con mil etiquetas cada uno, los cuales tenían hologramas y logotipos de la SHCP y la leyenda "importación", para la venta de bebidas alcohólicas adulteradas.



PUBLICIDAD