aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




EU: viola policía los derechos en México

Reporta informe 2003 que persiste la impunidad. Destaca papel del Ejército en la lucha contra el narco
Jueves 26 de febrero de 2004 El Universal

Washington (Agencias).- El gobierno de Estados Unidos considera que la corrupción, la ineficacia, la impunidad y la falta de respeto hacia las leyes por parte de las fuerzas policiacas son importantes problemas en materia de derechos humanos en México.

El informe 2003 de derechos humanos que el secretario de Estado, Colin Powell, envió ayer al Congreso señala que el sistema judicial mexicano es generalmente independiente. Sin embargo, en ocasiones "se vio influido por las autoridades gubernamentales", particularmente a nivel estatal.

"Las fuerzas policiales, que incluyen a la Policía Judicial Federal y a la Judicial estatal, la PFP y otras fuerzas auxiliares, tienen la responsabilidad de verificar el cumplimiento de las leyes y de mantener el orden dentro del país. Sin embargo, el Ejército jugó un papel importante en algunas funciones de procuración de justicia, principalmente en lo que respecta a la lucha antinarcóticos", indica el documento.

Aunque la Policía y el Ejército fueron controlados de forma "eficaz" por funcionarios civiles, "la corrupción estaba extendida a través de los rangos policiales y también era un problema en el Ejército".

En algunos casos, continúa el informe, "las policías estatal y local han estado involucradas en secuestros y extorsiones".

El documento señala que en términos generales el gobierno mexicano respetó los derechos humanos de sus ciudadanos, aunque, añade, "se presentaron graves problemas en diversas áreas y en algunos estados, especialmente Guerrero, Chiapas y Oaxaca".

En Chiapas, la presencia del Ejército fue "grande" y tuvo un despliegue menor "pero significativo" en Guerrero. En estos lugares "funcionarios del Ejército y la Policía cometieron abusos de derechos humanos".

Además, "hubo reportes documentados de desapariciones. En ocasiones, la Policía torturó a personas para obtener información. Abogados de las partes acusadoras utilizaron esta evidencia en las cortes y éstas siguieron admitiendo como evidencia confesiones obtenidas bajo tortura", señala el informe del Departamento de Estado.

La impunidad siguió siendo un problema entre las fuerzas de seguridad, "aunque el gobierno siguió sancionando a funcionarios públicos, oficiales de policía y miembros del Ejército".

Otro problema importante que afectó a los derechos humanos en México fue el incremento de "los asesinatos relacionados con las drogas y la violencia", particularmente en los estados del norte.

Por lo que toca a las condiciones en las prisiones, éstas "fueron deficientes".

El informe dice que, pese a las reformas judiciales que entraron en vigor durante el año, "siguió habiendo casos de largas detenciones de ciudadanos antes de enfrentar juicio, falta de procesos justos, ineficacia judicial y corrupción".

El acceso de los indígenas al sistema judicial "siguió siendo inadecuado".

Con todo, México no está entre los países a los que el Departamento de Estado de EU calificó con nota más baja en materia de derechos humanos.

Venezuela, Cuba, República Dominicana y Guatemala son los países que obtuvieron la calificación más baja respecto de los derechos humanos.

Colombia, que recibe la cobertura más amplia en el informe, no tiene sin embargo una calificación directa como la de "pobre" que se ha dado a los otros cuatro países.

El informe es elaborado anualmente desde 1977 a petición del Congreso y sirve como referencia de los legisladores mayormente para la aprobación de ayuda financiera rutinaria y otros programas dirigidos a cada nación.

El informe también expresa preocupación por la inestabilidad política en Venezuela, Haití, Colombia y Bolivia.

El documento observa también que Guatemala y Perú están atravesando procesos delicados de revisión de los abusos cometidos por el gobierno contra su propia población en el pasado.



PUBLICIDAD