Video. Comienzan a construir en EU prototipos para el muro de Trump

El gobierno de EU informó que los contratistas han empezado a construir los prototipos del muro fronterizo en Otay Mesa,California; la zona está muy vigilada y las fuerzas del orden están preparadas para manifestaciones
(Foto: @CustomsBorder)
26/09/2017
16:14
Agencias
San Diego
-A +A

La construcción de los prototipos del que podría ser el nuevo muro entre México y Estados Unidos que desea levantar el presidente Donald Trump comenzó hoy en el área de Otay Mesa, en California, informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EU.

La zona en la que se erigirán los prototipos está muy vigilada por fuerzas del orden, que cuentan con un plan de contingencia en caso de que se registren manifestaciones en el lugar de construcción de este polémico proyecto.

Las seis compañías seleccionadas en el proceso de licitación, que construirán cuatro prototipos de cemento y otros cuatro de otros materiales, tendrán treinta días para levantar sus modelos de muro.
 

Los prototipos tendrán entre 5.5 y 9.1 metros de altura y están diseñados para "disuadir el cruce de indocumentados" en el área y cumplir así con los requisitos establecidos por la Patrulla Fronteriza, detallaron las autoridades en un comunicado.

"Estamos comprometidos con proteger nuestra frontera y eso incluye la construcción de muros fronterizos", señaló en un comunicado Ronald Vitiello, comisionado interino de CBP, quien agregó que la estrategia de seguridad fronteriza incluye barreras físicas, infraestructura, tecnología y personal.

Esta zona de San Diego, donde ya existe una doble verja de separación, fue seleccionada por ser una de las zonas con mayores índices de criminalidad.

El responsable de CBP indicó que el seguir adelante con el proceso de construcción del muro les permite dar un paso más para "incorporar todas las herramientas necesarias para asegurar nuestra frontera".
 

Los prototipos se construirán uno al lado del otro en un terreno situado a escasos metros de la actual barda que divide Otay Mesa (California) y Tijuana (México).

En el lugar de las obras, cuya entrada colinda con el cruce de camiones que ingresan a Estados Unidos desde México, se observan ya decenas de vehículos pesados con equipo de construcción que superaron un filtro de seguridad antes de ingresar en esta área de acceso restringido.

En las calles cercanas se han colocado letreros que prohíben a vehículos estacionarse a partir de hoy y hasta el próximo 10 de noviembre.

La idea es que, en la mayor parte de los 3 mil 180 kilómetros de frontera, haya una verja que permita ver qué ocurre en el otro lado y que, en algunas zonas de mayor peligrosidad, exista un muro sólido, hecho con materiales consistentes como el cemento.

La construcción de este muro fue una de las principales promesas electorales del presidente, que, sin embargo, carece de los fondos millonarios para su construcción, por lo que Trump llegó a amenazar con provocar un cierre parcial del Gobierno si los demócratas se niegan a incluir en el presupuesto los fondos para levantarlo.

DEMANDAS CONTRA LA CONSTURCCIÓN
El gobierno enfrenta varias demandas federales en San Diego que pretenden bloquear los prototipos y los planes de reemplazar las barreras que ya existen en la frontera de California con México.

La semana pasada, el procurador estatal de California, Xavier Becerra, entabló una demanda que asemeja a otras dos querellas interpuestas por grupos ambientales que argumentan que el gobierno excedió su autoridad para acelerar el proceso de construcción del muro. 

Una ley de 2005 dio al secretario de Seguridad Nacional los poderes para eximirse de decenas de leyes sobre barreras fronterizas, incluyendo la Ley de Política Ambiental y la Ley de Especies en Peligro de Extinción. La demanda sostiene que la autoridad del gobierno para exentarse de esa ley ya expiró. 

El gobierno no ha comentado sobre las demandas, pero emitió dos dispensas desde agosto, las primera desde 2008, en materia de seguridad nacional. Ambas dispensas aplican en California, incluida la que abarca el sitio de la construcción de prototipos. 

El financiamiento para extender el muro más allá de su actual distancia de mil 046 kilómetros continúa en duda. Los demócratas han frustrado la solicitud de Trump de mil 600 millones de dólares para reemplazar 22 kilómetros del muro en San Diego y construir 96 kilómetros en el Valle del Río Grande en Texas, el cual es el corredor con más afluencia para cruces ilegales.

ae

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS