Se encuentra usted aquí

Trump recrudece sus amenazas a Teherán

Nuevas sanciones, en los próximos días, señala Casa Blanca; Europa y China luchan por salvar el acuerdo nuclear de 2015
Iraníes prenden fuego a banderas estadounidenses, durante una protesta en Teherán por la decisión de Trump de abandonar el pacto nuclear de 2015 (ATTA KENARE. AFP)
10/05/2018
04:39
Agencias
-A +A

Washington/Teherán.— El presidente Donald Trump amenazó ayer a Irán con “consecuencias muy graves” si reanuda su programa nuclear y rebajó las expectativas de que Estados Unidos pueda alcanzar un nuevo acuerdo internacional que reemplace el pacto de 2015, del que anunció su retiro el martes, al tiempo que preparaba nuevas sanciones. En Teherán, el guía supremo iraní, ayatola Alí Jamenei, aceptó dejar al gobierno tratar de salvar el pacto, a cambio de garantías de que se preservarán los intereses iraníes.

Trump defendió su decisión de retirarse del acuerdo y dijo que muchos países están “muy contentos” de que la tomara, entre ellos Israel.

“Ese acuerdo hirió al mundo”, dijo Trump en referencia al pacto firmado en 2015 junto a Rusia, China, Francia, Alemania y Reino Unido, que imponía límites al programa nuclear de Irán a cambio del levantamiento de algunas de las sanciones internacionales.

En una primera reacción, el presidente iraní Hassan Rouhani había advertido el martes de la posibilidad de reanudar el enriquecimiento más elevado de uranio. Trump respondió ayer. “Aconsejaría a Irán que no reanuden su programa nuclear. Se lo aconsejaría rotundamente. Habrá consecuencias muy graves si lo hacen”, subrayó durante una reunión con su gabinete.

Sobre su oferta de negociar un pacto más amplio sobre el programa nuclear de Irán y sus actividades en la región, Trump aseguró: “Alcanzaremos un acuerdo realmente bueno para el mundo o, de lo contrario, no alcanzaremos ningún acuerdo”.

“Veremos cómo nos va con Irán. Probablemente no nos irá muy bien con ellos, pero no pasa nada”, indicó. Washington exige que un nuevo arreglo aborde también el programa balístico iraní y sus actividades en países como Yemen y Siria.

Más tarde, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo que “estamos preparándonos para sumar sanciones adicionales, que podrían llegar como pronto la semana que viene”. Esas sanciones serían adicionales a las que EU levantó como parte del acuerdo nuclear con Irán firmado en 2015, y que el Departamento del Tesoro ordenó volver a imponer a raíz de la decisión de Trump de retirar a su país del pacto.

Pese a la advertencia de que podría reanudar su programa nuclear, Rouhani también dijo querer negociaciones con los otros cinco países signatarios del acuerdo de 2015. El ayatola Jamenei, máxima autoridad para los grandes asuntos del país, por lo tanto para el programa nuclear, validó ayer en público esta decisión pero subrayó que Irán no se mantendrá en el pacto sin “garantías reales” de los europeos. El margen de maniobra parece estrecho. “No confío” en los europeos y “realmente dudo” que se pueda obtener de ellos una “garantía definitiva”, señaló.

Diputados iraníes quemaron una bandera estadounidense de papel y una copia del acuerdo nuclear en la tribuna del Parlamento, al grito de “muerte a Estados Unidos”. Al final de la tarde, entre 200 y 300 personas se manifestaron ante la ex embajada estadounidense en Teherán, donde también quemaron banderas de EU.

Pese a los dichos de Trump de que el acuerdo de 2015 no frenaba las ambiciones nucleares iraníes, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), encargada de garantizar el cumplimiento de los términos del pacto, dijo que Teherán estaba cumpliendo sus “compromisos relacionados con energía nuclear”. El director general de la AIEA, Yukiya Amano, añadió que “Irán está sujeto al régimen de verificación nuclear más sólido del mundo”.

Las potencias europeas y China llamaron a salvaguardar el acuerdo. En una conversación telefónica, el presidente francés, Emmanuel Macron, y Rouhani dijeron que seguirán “trabajando juntos” para continuar aplicando “el plan de acción” de 2015. “Vamos a respetar el acuerdo y haremos todo lo posible para que Irán se atenga a sus obligaciones”, afirmó la canciller alemana Angela Merkel. China aseguró que mantendrá “intercambios comerciales normales” con Irán. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS