Trump asegura que confía en Kelly tras caso de violencia doméstica

La asesora presidencial Kellyanne Conway rechazó que el presidente de EU quiera despedir a su jefe de Gabinete, John Kelly, por el manejo que dio al caso de un ex funcionario acusado de violencia doméstica
Foto: Reuters
11/02/2018
14:14
Notimex
Washington
-A +A

La Casa Blanca acalló hoy los rumores sobre la posible salida del jefe de Gabinete, John Kelly, tras la controversia generada por el manejo que dio al caso de un exmiembro del equipo presidencial acusado de violencia doméstica.

“Hablé con el presidente anoche sobre este tema y quiero enfatizar a todos, incluso en esta mañana, que él tiene toda la confianza en su jefe de gabinete, John Kelly, y que no está buscando reemplazos”, afirmó la asesora presidencial Kellyanne Conway.

En entrevista en el programa This Week, de la cadena televisora ABC, Conway dijo que el mandatario reafirmó igualmente su confianza sobre la directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, Hope Hicks.

Por separado, el director de la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, negó a la cadena televisora Fox que su nombre estuviera siendo considerado como reemplazo del militar retirado.

Kelly se colocó en el centro de una nueva controversia por el manejo que le dio al caso de Rob Porter, un exfuncionario de la Casa Blanca que fue forzado a renunciar la semana pasada tras conocerse acusaciones de abuso doméstico por parte de sus dos exesposas.

Aunque las denuncias eran de conocimiento del FBI debido a la investigación que ha conducido desde el año pasado para autorizar que Porter tuviera acceso a material clasificado como parte de su trabajo, éste continuó sirviendo bajo las órdenes de Kelly todos estos meses.

El día que las acusaciones fueron hechas públicas por varios medios de prensa, Kelly emitió un comunicado defendiendo al carácter de Porter y reiterando la inocencia del abogado de 40 años de edad, quien sostiene ahora una relación sentimental con Hicks.

De acuerdo con algunos reportes de prensa, Hicks, una de las más cercanas colaboradoras de Trump desde sus días como magnate inmobiliario, habría participado en las discusiones para redactar esa respuesta.

Fue sólo cuando horas después se hizo pública la fotografía de la primera esposa de Porter con un ojo morado, por los golpes que le propinó, que Kelly se vio forzado a distanciarse de su primera declaración y condenar la violencia doméstica.

Entrevistada por separado en el programa This Week de la cadena televisora ABC, Conway reconoció que el mandatario externó su malestar por el manejo que se dio al caso de Porter, pese a lo cual mantiene su confianza en Kelly y Hicks.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios