Tras ola de disturbios, finaliza paro en ciudad caribeña en Panamá

Las protestas en contra del gobierno de Juan Carlos Varela en el caribeño puerto de Colón obligaron a decretar un toque de queda para menores de edad
15/03/2018
09:05
José Meléndez, corresponsal
-A +A

San José.- Tras una jornada de violentas protestas contra el gobierno panameño el pasado martes en la caribeña provincia de Colón, organizaciones populares levantaron hoy en la madrugada una huelga que se prolongó por unas 48 horas luego de que ayer aceptaron que jerarcas católicos sean mediadores en un eventual diálogo con la administración del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

La calma retornó ayer a esa estratégica región que, a la espera de un anuncio oficial, sigue sometida a un toque de queda para menores de edad.

El fin del paro se decretó hoy a partir de las 00:01 horas de Panamá (23:01 de ayer en el centro de México), anunciaron el Frente Amplio por Colón (FAC), que reúne a sindicatos, y el Comité de Lucha por la Salvación de Colón, que aglutina a grupos cívicos no estatales.

Ambas agrupaciones se reunieron ayer con autoridades católicas en Colón y aceptaron su intermediación.

El panameño Edgardo Voitier, coordinador del FAC y del Comité, explicó que se logró el primer objetivo de la movilización, que fue abrir una mesa de negociación con el gobierno e informó que las organización están a la espera de que las autoridades católicas comuniquen la fecha acordada para iniciar las conversaciones.

Para reclamar al gobierno por los problemas socioeconómicos provinciales, como desempleo, inseguridad, falta de agua potable y deficiencias en salud y educación, ambas organizaciones realizaron una marcha el martes que generó en fuertes choques callejeros.

La protesta se prolongó a ayer con actos antigubernamentales pacíficos en una región que es clave para Panamá, porque alberga a la Zona Libre de Colón, segundo principal puerto de reexportación a América de mercancías más grande del mundo después de Hong Kong, en operaciones desde 1948 y puerta económica en Panamá frente al mar Caribe.

El gobierno de Colón decretó el martes un toque de queda para menores de edad por la oleada de disturbios en la principal ciudad del área.

La medida rige en la provincia de las 18:00 horas de Panamá (17:00 del centro de México) hasta las 05:00 y se mantendrá hasta que se normalice el orden público para proteger a los menores ante los enfrentamientos en la ciudad de Colón, capital provincial, anunciaron, por separado, la gobernación y el gobierno de Varela. Según la orden, ningún menor de edad puede estar en sitios públicos sin compañía de un adulto responsable.

El gobierno de Varela, que advirtió que en las protestas hay maniobras políticas en contra de su trabajo, alegó que ya invirtió más de mil millones de dólares en obras generales de infraestructura para el desarrollo socioeconómico de Colón.

Tras la marcha del martes, la violencia estalló entre la Policía Nacional de Panamá y grupos delincuenciales que ejecutaron actos vandálicos y saqueos de comercios.

Informes policiales difundidos en Panamá atribuyeron esos sucesos a bandas criminales. Los primeros incidentes, sin embargo, surgieron desde el lunes por la noche, con la quema de un edificio histórico en la ciudad y de llantas y el bloqueo de vías.

“El vandalismo y los saqueos son responsabilidad de delincuentes ajenos a nuestra actividad de reivindicación social”, dijo Voitier.

Consultado por EL UNIVERSAL, relató que aunque la manifestación fue pacífica, después de que terminó “y cuando ya nos habíamos retirado, estallaron actos de vandalismo y otros que reprobamos. Ninguno de los manifestantes se enfrentó a la Policía”.

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS