Se encuentra usted aquí

Stephen Paddock. Un asesino limpio

AP
03/10/2017
01:58
Guadalupe Galván
-A +A

Stephen Paddock, de 64 años, era un apostador al que le gustaba la música country, con licencia de piloto y permiso para poseer armas, que se mudaba con frecuencia, pero sin antecedentes criminales que lo pusieran en el radar de la policía.

El hombre que la noche del domingo disparó desde el hotel Mandalay Bay Resort de Las Vegas contra los asistentes al Route 91 Harvest Music Festival, donde asesinó al menos a 59 personas e hirió a 527, era un contador retirado a quien le gustaba jugar al poker y tenía como su más reciente residencia una comunidad para retirados en Mesquite, Nevada, donde vivía con su pareja, identificada por medios estadounidenses como Marilou Danley, de 62 años, quien se encontraba en Filipinas al momento del ataque. Las autoridades dijeron haberla contactado y que ella describió a Stephen como un “apostador profesional”.

Gráfico

Tiroteo en Las Vegas

El saldo al momento es de 59 personas muertas y más de 527 heridos
Tiroteo en Las VegasTiroteo en Las Vegas

La información que se tiene hasta el momento de Paddock, de quien las autoridades señalan que actuó solo, la ha proporcionado en su mayoría su hermano Eric, en entrevistas a medios nacionales.

Él aseguró que su hermano no tenía afiliación política o religiosa conocida, que poseía algunas armas, pero no era un aficionado al tiro. Eric también reveló que el padre de ambos era un ladrón de bancos que en algún momento estuvo en la lista de los 10 más buscados del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y que murió hace algunos años.

“Era mi hermano. Si me dijeran que un asteroide cayó del cielo, sería igual para mí. Esto no tiene ningún sentido, no había razón... Era un tipo al que le gustaba el video poker, los cruceros y comer burritos en Taco Bell”, afirmó Eric, citado por The Washington Post.

“¿De dónde sacó todas esas armas automáticas? No tiene antecedentes militares ni nada parecido”, declaró Eric a CBS News. “Era un tipo que vivía en una casa en Mesquite, y al que le gustaba ir a apostar a Las Vegas”. También solía ir a los conciertos en hoteles de esa ciudad y aseguró que su hermano tenía mucho dinero y ganaba mucho en las apuestas, aunque dijo desconocer si tenía algún tipo de adeudo.

Sobre su vida familiar, relató que en algún momento Stephen estuvo casado, pero se separó y ahora vivía con su pareja.

Sobre las armas en poder de Paddock hay registros de que compró algunas en California, pero aparentemente ninguna de las detectadas en la habitación del hotel.

Diane McKay, vecina de Stephen, dijo al Post que “Paddock era agresivamente poco amistoso”. Judy, otra vecina, dijo al mismo diario que siempre le pareció raro que su casa estaba más bien vacía, sin cuadros, ni nada. “Como si estuviera listo para mudarse en cuanto se lo pidieran”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS