Sospechoso de ataques en Austin dejó confesión

Autoridades hallan grabación en celular de Mark Conditt, de 23 años, quien se inmoló al ser perseguido
Al descubierto. Mark Anthony Conditt, en una foto de su credencial estudiantil, en 2010, cuando estaba en el Community College
22/03/2018
01:49
AP y AFP
-A +A

Pflugerville, Texas.— El sospechoso de los ataques con explosivos que aterrorizaron Austin durante tres semanas, y que se inmoló ayer al verse cercado por las autoridades, dejó una grabación de 25 minutos, que la policía llamó una “confesión”.

Mark Anthony Conditt, blanco, de 23 años, desempleado y quien había abandonado sus estudios universitarios, fue rastreado por medio de videos de vigilancia de una tienda, señales de teléfono celular y relatos de testigos que describieron a un cliente de aspecto extraño que hacía sus compras disfrazado, con una peluca rubia y guantes.

Sus motivos siguen siendo un misterio, aunque en su celular se encontró una grabación de 25 minutos que el jefe de policía de Austin, Brian Manley, describió como una confesión, el “grito de un hombre muy perturbado hablando de los problemas en su vida que lo condujeron a este punto”.

La policía lo ubicó en un hotel de un suburbio en el norte de Austin. Los agentes se prepararon para realizar el arresto y, una vez que la camioneta del sospechoso se movilizó, lo siguieron.

El vehículo de Conditt cayó a una zanja al lado del camino y los agentes tácticos se aproximaron. Fue entonces que detonó el explosivo dentro de la camioneta, relató Manley. Las autoridades no dijeron aún si Conditt actuó solo en las cinco explosiones en la capital de Texas y los suburbios de San Antonio, que causaron la muerte de dos personas e hirieron a otras cuatro.

“EL SOSPECHOSO DE LAS BOMBAS EN AUSTIN ESTÁ MUERTO. ¡Gran trabajo por parte de las fuerzas del orden público y todos los concernidos!”, tuiteó el presidente Donald Trump. Las autoridades pidieron a los residentes seguir atentos ante la posibilidad de que haya más paquetes. “La investigación continúa”, dijo el alcalde de Austin, Steve Adler.

Vecinos del sospechoso afirman que cursó sus estudios en casa. Posteriormente asistió al Austin Community College, entre 2010 y 2012, pero no se graduó. El Houston Chronicle informó que creció en el seno de una familia religiosa. Un blog de 2012 salió a la luz con seis publicaciones atribuidas a Conditt. En los textos se pronunciaba contra el matrimonio gay, la homosexualidad, apoyaba la pena de muerte y criticaba el registro de delincuentes sexuales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS