"Simples acusaciones" de abuso están destrozando la vida de la gente: Trump

“Vidas son hechas añicos y destruidas por una mera denuncia. Algunas son verdaderas y otras falsas. ¿Es que ya no existe el debido proceso?", tuiteó Trump tras la renuncia de dos empleados de la Casa Blanca acusados de violencia doméstica
10/02/2018
12:36
Agencias
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó hoy en Twitter que "simples acusaciones" están destrozando la vida de la gente y cuestionó el respeto al debido proceso en su país, unos comentarios que llegan tras la dimisión de dos empleados de la Casa Blanca por denuncias de maltrato.

"La vida de la gente está siendo destrozada y destruida por simples acusaciones. Algunas son verdaderas y otras son falsas. Algunas son viejas y otras nuevas. No hay recuperación posible para alguien que ha sido acusado falsamente: su vida y su carrera se van. ¿Es que ya no existe el debido proceso?", dijo Trump en Twitter.

El mandatario no concretó a qué se refería en sus declaraciones de Twitter, donde ha publicado hoy varios mensajes.

Grupos defensores de los derechos de las mujeres y demócratas condenaron inmediatamente los comentarios de Trump. 

No obstante, sus comentarios llegan después de la dimisión de dos empleados de la Casa Blanca por denuncias de maltrato.

El primero en dejar su puesto fue Rob Porter, el secretario de personal de la Casa Blanca que este miércoles abandonó su cargo después de que sus dos exesposas le acusaran de maltratarlas física y psicológicamente hace años, y de que los medios publicaran una fotografía de una de ellas con el ojo morado.

El caso de Porter se ha convertido en un escándalo porque supuestamente el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y otros altos funcionarios conocían desde hacía meses las acusaciones contra Porter, y aún así le habían defendido e incluso promovido su ascenso en el Ala Oeste.

El segundo funcionario en renunciar es David Sorensen, quien dejó su puesto como redactor de discursos en la Casa Blanca el viernes por la noche después de que su exmujer le acusara de haberla maltratado física y emocionalmente durante sus dos años y medio de matrimonio, según The Washington Post.

Las renuncias el viernes ocurren en medio de un debate nacional sobre el maltrato a las mujeres. Ocurren en medio de una ola desenfrenada de señalamientos con el dedo dentro de la Casa Blanca sobre quién sabía qué y cuándo, acerca de la gravedad de las acusaciones de abuso conyugal

Surgieron preguntas sobre cómo el jefe de despacho de la Casa Blanca, John Kelly, había manejado el asunto y si podría mantener su empleo. También plantearon dudas sobre la seriedad con la que el presidente toma las acusaciones de abuso doméstico.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS