Sellamos la frontera por seguridad: Donald Trump

Texas anuncia despliegue de 250 militares en las siguientes 72 horas; arrestan a 97 inmigrantes en Tennessee; es la mayor redada en una década: ONG
Foto: Efe
08/04/2018
02:54
Agencias
-A +A

Washington.— El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, argumentó ayer que está sellando la frontera sur del país por motivos de seguridad, mientras que el despliegue de la Guardia Nacional continúa, con el anuncio de que Texas comenzó a enviar sus tropas.

“Estamos sellando nuestra frontera sur. La gente de nuestro gran país quiere seguridad y protección. ¡Los demócratas han sido un desastre en este tema tan importante!”, escribió Trump ayer en Twitter.

Su mensaje fue en referencia al despliegue de 4 mil miembros de la Guardia Nacional que comenzó el viernes en la frontera sur de EU.

Texas anunció ayer que enviará 250 guardias junto con aviones, vehículos y equipos de vigilancia serían desplegados a lo largo de la frontera con México en las siguientes 72 horas.

Los detalles exactos de la misión, incluida la cantidad total de tropas que se desplegarán y el costo, aún no se han determinado, dijo la brigadier general Tracy Norris, comandante de la Guardia Nacional del ejército de Texas.

En Arizona, unos 150 soldados serán enviados a la frontera la próxima semana, comentó el gobernador Doug Ducey en un tuit.

Otra de las medidas de seguridad contra los indocumentados fue el arresto, el jueves, de 97 inmigrantes en una planta de procesamiento de carne en el estado de Tennessee, una acción que las organizaciones de derechos civiles consideraron la más grande en una década y una señal de que el gobierno de Trump está endureciendo sus políticas migratorias, informaron medios estadounidenses.

Del casi centenar de detenidos, 10 fueron arrestados por cargos federales de inmigración; uno, por cargos estatales y 86 por estar ilegalmente en el país, informó la portavoz de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) Tammy Spicer.

De los 86 indocumentados arrestados por cargos de inmigración, el ICE liberó a 32; sin embargo, los 54 restantes permanecen en prisión, sin que las autoridades hayan revelado sus identidades.

Las organizaciones proinmigrantes que han seguido el caso informaron que la mayoría de ellos eran procedentes de México.

El gobierno Trump dio orden de incrementar el alcance de este tipo de inspecciones y operaciones en los lugares de trabajo, para desactivar los “imanes” laborales que atraen a los inmigrantes que están en el país ilegalmente y castigar a los empleadores que los contratan.

El Centro Nacional de Leyes de Inmigración y otros defensores de los inmigrantes aseguraron que la redada de Tennessee fue la más grande desde la administración de George W. Bush.

Medios expresan rechazo. La construcción del muro para frenar la entrada de migrantes a EU fue una de las grandes promesas de campaña del presidente Trump; sin embargo, el diario The Washington Post criticó esa medida, al destacar en una columna de opinión que él está tan obsesionado con la valla que se está rindiendo en la verdadera guerra, que está en Siria, donde cedió el paso a su homólogo ruso, Vladimir Putin.

El texto resalta que en su afán de satisfacer a sus simpatizantes, Trump ordenó el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera e incluso ha resaltado que inició la construcción del muro, a pesar de que con los recursos que tiene sólo puede renovar las secciones de la valla que ya existían.

Dallas Morning News lo criticó también en su editorial, al resaltar que debería ver a México como el aliado que es para EU en seguridad fronteriza y en el combate a las drogas.

Afirma que la Casa Blanca debería celebrar el trabajo que se hace en México en materia antidrogas y en la frontera, y agrega que Trump “obtendría más de lo que quiere si ayudara a México con esos retos, en lugar de lanzar tuits acusatorios”.

The Sacramento Bee se sumó también a las críticas a las medidas antiinmigrantes de la Casa Blanca, y calificó de “ofensivo” el despliegue de tropas en la frontera. Destacó que California —que es un estado santuario— funciona perfectamente sin los militares.

El estado es uno de los que se ha negado a enviar a sus tropas como reclama el presidente, y el diario asegura que “esta es una lucha que Trump no ganará en California”. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS