¿Se puede reciclar a Karl Marx en el siglo XXI?

A 200 años de su nacimiento, la herencia del filósofo alemán divide a los economistas: mientras unos prefieren olvidar sus ideas, otros creen que estas siguen siendo pertinentes
(Foto: AFP)
04/05/2018
23:56
AFP
-A +A

Doscientos años después de su nacimiento, la herencia de Karl Marx divide a los economistas, entre los que prefieren relegarlo al olvido y los que creen que sus análisis siguen siendo pertinentes en el siglo XXI.

Su legado "se limita a los círculos académicos o intelectuales pero el marxismo en los grandes partidos de izquierda es inexistente", afirma a la AFP Memphis Krickberg, un sociólogo y teórico marxista franco-alemán.

Es el caso de los grupos de izquierda radical, como el alemán Die Linke o el francés Francia Insumisa, "que están dominados por una influencia populista que se refiere cada vez menos al marxismo", según Krickberg.

Franz Dietrich, profesor de historia de pensamiento económico de la Escuela de Economía de París, cree por su parte que la popularidad de Marx también ha caído entre los economistas.

"El marxismo ha perdido influencia", asegura este investigador. "El pensamiento económico dominante, con sus modelos y paradigmas, es cada vez más estándar y uniforme".

Para el francés Thomas Piketty, autor de "El capital en el siglo XXI", un best-seller internacional cuyo título se refiere a la obra del filósofo, "la reflexión de Marx tiene sobre todo un interés histórico".

"Si le interesa su época, que era apasionante, es obligatorio leerlo", asegura Piketty a la AFP, aunque cree que su pensamiento no puede aplicarse al mundo de hoy.
 

Artículo

La obra de Karl Marx en cinco puntos fundamentales

"La obra de Marx puede ser explicada en cinco minutos, en cinco horas, en cinco años o en medio siglo", decía el experto francés en marxismo Raymond Aron; estas son algunas de sus ideas más emblemáticas
La obra de Karl Marx en cinco puntos fundamentalesLa obra de Karl Marx en cinco puntos fundamentales

"El error fue haberle considerado como un profeta, haber considerado su teoría como un modelo de lo que había que hacer", dice.

Otros economistas consideran al contrario que el modelo marxista está adaptado para explicar el liberalismo del siglo XXI a pesar de que los regímenes autoritarios de siglo XX reivindicaran su pensamiento.

El que lee Marx hoy en día "estará sorprendido de descubrir la imagen de un mundo que se parece mucho al nuestro, que vacila con la innovación tecnológica", afirma el economista griego Yanis Varoufakis, exministro de Finanzas y una de las figuras de la izquierda radical europea.

"En esa época (...) el desafío era la máquina de vapor (...) Ahora es la inteligencia artificial y la automatización", añade el investigador en un artículo publicado el 20 de abril en The Guardian.

Curiosamente también los economistas liberales elogian las teorías marxistas.

"Hoy observamos en los países [ricos] la evolución que Karl Marx había previsto", como la caída de los salarios en detrimento de la remuneración de los accionistas, escribe en una nota reciente el economista de Natixis Patrick Artus.
 

Artículo

¿Karl Marx, visionario o malvado? El debate a 200 años de su nacimiento

Para algunos, el filósofo alemán fue un erudito visionario que supo diagnosticar antes que nadie los males que conlleva la economía de mercado; para otros, es el padre espiritual de las sanguinarias dictaduras soviéticas
¿Karl Marx, visionario o malvado? El debate a 200 años de su nacimiento¿Karl Marx, visionario o malvado? El debate a 200 años de su nacimiento

"Vivía en una época muy parecida a la nuestra. El sector agrícola estaba entonces bajo la amenaza de la automatización, como hoy lo están el sector secundario y terciario", asegura por su parte Ulrich Kater, el economista jefe de Dekabank.

En mayo de 2017 incluso el semanario "The Economist", conocido por sus posiciones liberales, pareció dar apoyo a los laboristas británicos que fueron criticados por rendir un homenaje al filósofo alemán.

"Hay mucho que aprender de Marx", dijo entonces The Economist, asegurando que el filósofo predijo fenómenos como la concentración de poder en manos de unos pocas empresas o el peso enorme del sector financiero.

"El problema con Marx no es que su análisis sea absurdo (...) sino que el remedio que propone sea peor que la enfermedad", según The Economist.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS