Rescatan a 370 migrantes en el Mediterráneo

Guardia costera italiana informa que estaban a al deriva; hay menores de edad
Un grupo de migrantes fue transferido ayer de un barco español a uno de la organización Médicos Sin Fronteras, luego de ser rescatados en la madrugada en el mar Mediterráneo.
27/12/2017
04:08
Agencias
Roma.
-A +A

Un total de 370 inmigrantes fueron rescatados ayer en el Mediterráneo central, en tres operaciones de socorro realizadas durante las primeras horas del día, informó la Guardia Costera italiana.

Los inmigrantes, entre los que había una embarazada y varias decenas de menores de edad, viajaban en dos barcazas y dos lanchas neumáticas que quedaron a la deriva en alta amar, precisó.

La Guardia Costera italiana agregó que los inmigrantes fueron rescatados por una nave de la operación europea Eunavformed y otra de la organización no gubernamental española Proactiva Open Arms.

En un comunicado, esa organización confirmó haber salvado a 134 personas, entre ellos 36 menores.

La mayor parte de los inmigrantes rescatados serían originarios de Pakistán y Bangladesh.

El rescate de ayer es el salvamento de inmigrantes más numeroso de los últimos días, pues hacía tiempo que no se localizaban barcazas en esta área del Mediterráneo, después de los acuerdos de Italia con el gobierno libio para el patrullaje de las costas.

La semana pasada, Italia, en colaboración con la Organización de Naciones Unidas y la Conferencia Episcopal italiana, comenzó a trasladar al país al primer grupo de un centenar refugiados africanos de los llamados centros de detención en Libia.

El Ministerio del Interior de Italia informó que en 2017 los desembarcos de inmigrantes en costas italianas disminuyeron 34%, respecto a los 180 mil que llegaron en 2016.

Según el Ministerio, entre el 1 de enero y el 26 de diciembre de 2017 arribaron a costas italianas un total de 119 mil inmigrantes.

Francia aumenta expulsiones. El gobierno francés está aplicando mano dura contra los inmigrantes que se encuentran en el país sin autorización, a pesar de denuncias de que ello está llevando a abusos y empañando la reputación nacional de tolerancia.

El presidente Emmanuel Macron ha exigido sacar de las calles a todos los migrantes antes de que culmine el año. Es improbable que se cumpla el plazo, pero el gobierno está aumentando las expulsiones, intensificando la presión sobre los extranjeros que llegaron por razones económicas y permitiendo que la policía revise documentos de identidad en asilos de emergencia.

Han surgido denuncias de que las fuertes medidas contra los migrantes contradicen la imagen que Macron cultivó de humanista. Desde los nevados Alpes hasta las fronteras con España y Alemania, los migrantes siguen entrando a Francia. Sólo en París, la policía ha evacuado a unos 30 mil migrantes que dormían en las calles los últimos dos años. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS