Renegociación de deuda, sin acuerdos ni propuestas

Gente hace fila para retirar dinero de un cajero automático en Caracas, Venezuela. El gobierno sostuvo ayer una reunión con tenedores de bonos para renegociar su deuda externa, pero no hubo resultados (MARCO BELLO. REUTERS)
14/11/2017
03:35
Agencias
Caracas
-A +A

El gobierno venezolano celebró ayer una reunión con tenedores de bonos del país para intentar renegociar la deuda externa, un primer encuentro del que no surgieron acuerdos o propuestas concretas. Mientras que la agencia Fitch Ratings colocó a la petrolera del país en la categoría de incumplimiento restringido.

El encuentro, convocado por el gobierno, duró unos 25 minutos y fue presidido por el vicepresidente Tarek El Aissami, quien leyó un comunicado en el que responsabilizó a las sanciones que impuso el gobierno estadounidense de Donald Trump por los retrasos que ha tenido Venezuela en los pagos.

“Básicamente aseguraron que los últimos retrasos en los pagos de deuda se debían a problemas operativos (...) a raíz de las sanciones de EU”, declaró a la AFP Gerónimo Mansutti, gerente de Finanzas de la casa de bolsa Rendivalores.

Al encuentro, celebrado a puerta cerrada en el Palacio Blanco, asistieron unos 300 inversores o sus representantes, aseveró Mansutti. El gobierno no dio detalles sobre cómo pretende llevar adelante la refinanciación de la deuda soberana y de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), estimada en unos 150 mil millones de dólares.

“Dijeron que van a formar unas mesas técnicas para evaluar propuestas para la renegociación de la deuda en corto y mediano plazo. Pero no dieron ningún detalle concreto de sus planes”, agregó Mansutti.

El Aissami expresó la voluntad del gobierno de seguir cumpliendo con sus compromisos. “Hoy Venezuela se encuentra limitada para buscar financimiento en lo que ha sido históricamente nuestro mercado, encontrándonos frente a la necesidad de plantear nuevas fórmulas para salir de esta complejidad”, dijo a los inversionistas.

Sin embargo, no mencionó si se pagó la cuota vencida de 81 millones de intereses de un bono de PDVSA, ni los 200 millones de deuda soberana que debían cancelarse ayer.

La agencia Fitch Ratings colocó ayer la nota de la deuda de la petrolera PDVSA en la categoría de incumplimiento restringido por el retraso en el pago de bonos en dólares. Venezuela también dejó de pagar a Brasil una deuda por 262.5 millones de dólares del Convenio de Créditos Recíprocos. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS