Se encuentra usted aquí

Regalan Lamborghini al Papa; lo subasta

Una parte de lo recaudado se usará para reconstruir la Meseta de Nínive
El papa Francisco autografía en el Vaticano el Lamborghini Huracán que le fue obsequiado ayer y que será subastado para financiar proyectos humanitarios (b Una parte de lo recaudado se usará para reconstruir la Meseta de Nínive Ciudad del Vaticano.— El p)
16/11/2017
00:59
Ciudad del Vaticano.
Agencias y Redacción
-A +A

El papa Francisco recibió ayer un Lamborghini blanco y amarillo (los colores de la bandera del Vaticano) pero no lo usará para pasear por la ciudad y sus jardines.

El Lamborghini Huracán, que normalmente se vende por más de 200 mil dólares, fue firmado por el Papa afuera de su residencia en la Santa Sede y será subastado por Sotheby’s, por lo que se espera que sea adquirido por una cifra más alta. Lo recaudado se entregará al Pontífice y él lo utilizará para ayudar a los necesitados.

El Vaticano dijo que el dinero se destinará a proyectos para ayudar a los cristianos para que regresen a reconstruir sus hogares en la Meseta de Nínive en Irak, que fueron destruidos por militantes del Estado Islámico. También se ayudará a víctimas femeninas del tráfico humano y prostitución forzada y a dos grupos italianos que brindan servicios médicos en África central.

Este no es el primer regalo costoso que recibe Francisco y que subasta para obras benéficas.

En junio de 2013, Willie Davidson, ex diseñador de Harley Davidson, le obsequió una moto de esa marca con el nombre “Francesco” escrito en el tanque. El modelo Dyna Super Glyde fue subastado en febrero de 2014 por 328 mil 300 dólares a un comprador anónimo. El valor original era de 20 mil dólares. Las ganancias fueron para la asociación Cáritas Roma. Junto con la moto, se le regaló una chamarra Harley Davidson, que también fue subastada.

Ese mismo año, Francisco recibió como regalo un Renault 4 de 1984 y con 300 mil kilómetros. El auto le fue obsequiado por el sacerdote Renzo Zocca, de 70 años, quien lo utilizó cuando fue párroco en Verona.

En octubre de 2016, el futbolista argentino Diego Armando Maradona regaló a Francisco un lujoso reloj marca Hublot, valuado en 30 mil dólares y con 33 piezas ensambladas a mano. El dinero conseguido con el reloj subastado fue donado a las víctimas del terremoto que arrasó la ciudad italiana de Amatrice, con saldo de 247 muertos.

En 2015, el presidente boliviano Evo Morales hizo un polémico regalo a Francisco: una cruz formada por una hoz y un martillo, creada por el jesuita español afincado en Bolivia Luis Espinal, torturado y asesinado. Los medios la bautizaron como “la cruz comunista”.

En agosto de 2016, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, regaló al jerarca un drone de energía solar modelo de Aquila a escala. Este tipo de aparatos pueden volar durante meses y tienen una envergadura igual a la de un Boeing 737, pesan menos que un auto y ofrecen internet de radiodifusión. Forma parte del proyecto de Zuckerberg para llevar internet a las zonas más pobres.

Ya antes, un colegio jesuita había regalado un drone con los colores de la bandera del Vaticano. Sólo conservan los regalos que tienen valor artístico y van a la colección del Vaticano, mientras que Francisco sólo guarda las playeras de futbol que le dan. 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS