Putin promete castigo por incendio en centro comercial que suma 64 muertos

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, denunció conductas de "negligencia criminal" tras el incendio ocurrido en un centro comercial siberiano el pasado domingo
El presidente de Rusia, Vladímir Putin. Foto: AFP
27/03/2018
08:02
EFE
-A +A

Moscú.- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, denunció hoy conductas de "negligencia criminal" y prometió castigar a quienes tengan alguna responsabilidad por el incendio del centro comercial siberiano que el pasado domingo costó la vida a al menos 64 personas, 41 de ellas niños.

"Hablamos de demografía y perdemos a tanta gente, ¿por qué? Por negligencia criminal, por descuido", dijo el jefe del Kremlin en una reunión con autoridades locales y federales en Kémerevo, ciudad de más de medio millón de habitantes, donde se produjo la tragedia.

Putin, que decretó mañana miércoles día de duelo nacional, depositó flores junto al centro comercial "Zímniaya Vishnia" ("Cereza de Invierno") devastado por incendio, mientras miles de personas se congregaban en la plaza de los Soviets, la principal de Kémerovo, para pedir la dimisión de las autoridades locales y regionales.

"¡Queremos saber la verdad!", "¡Murió más gente!", "¡Dimisión!", coreaban los manifestantes, que consideran que las autoridades ocultan la magnitud de la tragedia.

El vicegobernador de la región de Kémerovo, Serguéi Tsiviliov, se personó en el mitin y pidió perdón por lo ocurrido con una rodilla en el suelo.

"No tengáis la menor duda: todos los culpables serán castigados", prometió Putin en una reunión con el alcalde de la ciudad, Iliá Serediuk, y un grupo de 15 ciudadanos en el depósito de cadáveres al que habían sido trasladados los restos de las víctimas adultas del incendio.

Aunque no estaba previsto, el mandatario accedió a reunirse con el grupo de ciudadanos que actuaba en representación de las personas que se manifestaban en la plaza de los Soviets.

En el encuentro, Putin aseguró que no tiene sentido cuestionar la veracidad de las cifras oficiales de fallecidos y aconsejó no dar crédito a las informaciones que se difunden en las redes sociales.

"¿Cómo permitieron adoptar semejantes decisiones sobre este edificio?", preguntó Putin sobre el centro comercial al alcalde en presencia de los ciudadanos.

Serediuk contestó que el inmueble fue entregado en 2014, cuando él aún no había asumido como alcalde, aunque admitió que la última inspección a la que fue sometido el edificio se realizó en 2016.

"No se hicieron inspecciones durante dos años, pese a que hay que garantizar la seguridad", espetó Putin.

La indignación popular va en aumento a medida que se van conociendo detalles de la tragedia, cuya causa más probable, según la investigación, fue un cortocircuito.

Los investigadores establecieron que el sistema de alarma antiincendio del centro comercial llevaba varios días desconectado y que las puertas de los dos cines situados en su cuarta planta se hallaban bloqueadas en el momento del siniestro.

El presidente del Comité de Instrucción de Rusia, Alexandr Bastrikin, informó a Putin de que nada más declararse el incendio "la mayor parte del personal del centro comercial huyó, abandonando a su suerte a niños y adultos".

Según Bastrikin, los primeros en salir corriendo fueron los responsables de la seguridad del edificio y de evacuar al público en caso de incendio.

Putin encomendó prestar todo tipo de asistencia a los deudos de las víctimas y a los heridos en el siniestro, el más grave ocurrido en el país desde 2009, cuando 153 personas murieron en el incendio de un club nocturno en la ciudad de Perm.

El fuego se declaró a media tarde del domingo, cuando el centro comercial se encontraba lleno de familias, en la cuarta planta del edificio, donde además de los dos cines había un centro de juegos infantiles.

En algunos vídeos grabados por testigos se pudo ver cómo algunas personas saltaban por las ventanas del centro comercial para huir de las llamas, mientras las fotografías del siniestro muestran restos calcinados y una enorme destrucción.

Muestras de duelo por la tragedia de Kémerevo se registraron hoy en diversas ciudades del país, donde a los pies de altares improvisados personas de todas las edades depositaban flores y peluches.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS