Puigdemont se da por vencido; luego se retracta

Revelan mensajes donde el líder independentista catalán dice que fue “sacrificado”; “no me arrugaré”, corrige después
01/02/2018
02:13
Agencias
Madrid
-A +A

El ex presidente catalán Carles Puigdemont negó que se esté dando por vencido después de la publicación de mensajes de texto donde se supone que él habría admitido que el gobierno español ganó la batalla en Cataluña.

En un tuit publicado ayer, Puigdemont dijo: “Soy humano y hay momentos donde también yo dudo”. Agregó: “Soy el presidente y no me acobardaré ni daré marcha atrás por respeto, agradecimiento y compromiso con los ciudadanos y el país. Seguimos!”.

Al parecer, el ex líder catalán reaccionó a la publicación de un canal de televisión que mostró imágenes de unos mensajes de texto que supuestamente él habría enviado el martes al legislador catalán Toni Comin —quien, como Puigdemont, también huyó de España para no ser detenido por declarar la independencia catalana— diciendo que la lucha había terminado y que sus aliados lo habían sacrificado.

“Volvemos a ver los últimos días de la Cataluña republicana. El plan de Moncloa triunfa”, habría escrito Puigdemont, concediendo abiertamente su derrota y la victoria del gobierno central de Mariano Rajoy. “Sólo espero que sea verdad que gracias a esto puedan salir todos de la cárcel, porque si no el ridículo histórico es histórico”. “Supongo que tienes claro que esto se ha acabado”, habría añadido. “Los nuestros nos han sacrificado. Al menos a mí. Vosotros seréis consejeros [espero y deseo], pero yo ya estoy sacrificado”.

El martes, el Parlamento catalán pospuso indefinidamente una sesión donde se supone que Puigdemont iba a ser reelegido presidente regional.

El ex gobernante separatista huyó de España después de que el Parlamento regional hiciera una infructuosa declaración de independencia el 27 de octubre en violación a la constitución española. Puigdemont y algunos de sus colaboradores son buscados en España bajo posibles cargos de rebelión y sedición y probablemente será detenido si regresa.

El aplazamiento de la sesión en el Parlamento catalán dejó en caos a los independentistas y por el momento es incierto el nombramiento y formación de un nuevo gobierno regional.

Tras la divulgación de los mensajes, Comín advirtió que la divulgación de conversaciones privadas es “delito” y “merecedor de las pertinentes acciones legales”. Un portavoz del partido de Puigdemont (PDeCAT) insistió en que el proceso secesionista catalán llegó “para quedarse”. 

Mantente al día con el boletín de El Universal