Puigdemont estará en Bélgica hasta diciembre

Juez da tiempo a la defensa para alegatos contra extradición a España; prevén que decisión de la corte se conozca en campaña electoral catalana
El ex presidente catalán Carles Puigdemont cenó con Lorin Parys, miembro del partido NVA, que busca la separación de la región de Flandes de Bélgica. (REUTERS)
18/11/2017
01:47
Inder Bugarin / Corresponsal
Bruselas.
-A +A

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, quien es reclamado por la justicia española, permanecerá en Bélgica por lo menos hasta el mes de diciembre.

Así quedó asentado en la primera audiencia celebrada en Bélgica desde que se entregó a la justicia de este país en compañía de los cuatro ex consejeros con los que escapó de Cataluña.

Durante la vista, el juez del tribunal de primera instancia de Bruselas decidió concederle a la defensa más tiempo, hasta el 4 de diciembre, para preparar sus alegatos por escrito ante la orden de extradición emitida por España.

Una vez expuestos los alegatos de la defensa, el juez tendrá alrededor de dos semanas para pronunciarse al respecto.

El aplazamiento constituye una victoria para Puigdemont, debido a que la fiscalía belga pidió al juez ejecutar la orden de entrega. Estas peticiones suelen implementarse prácticamente en automático cuando son presentadas por un socio miembro de la Unión Europea.

La defensa de Puigdemont, integrada por un grupo de 10 abogados, entre ellos el experto en derechos humanos, Paul Bekaert, intenta bloquear la extradición argumentando que sus derechos fundamentales no estarían garantizados en España.

También busca, en otro de los escenarios, que eventualmente sea juzgado en Bélgica por los delitos imputados en el país ibérico.

Por lo pronto, Puigdemont está logrando que la decisión de la corte belga se conozca, muy probablemente, en plena campaña electoral del 21 de diciembre en Cataluña.

El “ex president” y los cuatro ex consejeros se entregaron a la justicia belga el pasado 5 de noviembre, luego de que España enviara una orden europea de detención acusándolos de rebelión, sedición, malversación de fondos, desobediencia y prevaricación, delitos por los que podrían pasar 30 años tras las rejas.

Los políticos catalanes de inmediato fueron puestos en libertad, con la condición de no abandonar el país y presentarse cada vez que la justicia belga lo solicite.

Los cinco pueden moverse libremente por Bélgica y continuar con sus actividades.

Este jueves, Puigdemont y sus colegas pasaron una velada bohemia en compañía del legislador Lorin Parys, miembro del partido que aspira por la separación de la región de Flandes de Bélgica (NVA).

“No fue política, fue una noche de amigos”, escribió Parys en su cuenta de Twitter, acompañándola de una foto en la que se ven todos relajados, disfrutando de una cena en la que degustaron estofado belga y bebieron vino tinto.

Por su parte, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, reiteró durante su participación este viernes en la cumbre social europea celebrada en la ciudad sueca de Gotemburgo, que confía en la justicia belga y acatará su decisión.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS