¿Por qué la temporada de huracanes de este año ha roto récords?

Primero "Harvey" arrasó Texas, ahora "Irma", uno de los huracanes más poderosos que se han registrado, azota al Caribe, mientras “José” se enfila a la misma ruta y “Katia” causa estragos en las cosas mexicanas del Golfo
(Foto: AP)
08/09/2017
13:46
Redacción
-A +A

Primero llegó el huracán "Harvey" que arrasó a Texas el 25 de agosto. Ahora "Irma", uno de los huracanes más poderosos que se han registrado, azota al Caribe y tiene a Florida en la mira, mientras “José” se enfila a seguir la misma ruta y “Katia” causa estragos en las cosas mexicanas del Golfo.

Expertos meteorológicos aseguran que la formación de varias tormentas una tras otra no es poco común, especialmente en la temporada de huracanes (agosto, setiembre y octubre).

Gerry Bell, el principal meteorólogo estacional del Centro de Predicción Climática de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) señaló al New York Times que este “es el momento máximo, es cuando se forma el 95% de los ciclones y los grandes huracanes".
 

Artículo

Minuto a Minuto. El destructivo paso de "Irma", "Katia" y "José" por el Atlántico

“Irma”, el más poderoso ciclón del Atlántico que llegó al Caribe como categoría 5, sigue su ruta sobre el Mar Caribe en dirección a Cuba y a Florida; "Katia" continúa causando estragos en las costas mexicanas y "José" se enfila hacia el Caribe
Minuto a Minuto. El destructivo paso de "Irma", "Katia" y "José" por el AtlánticoMinuto a Minuto. El destructivo paso de "Irma", "Katia" y "José" por el Atlántico

UNA TEMPORADA ACTIVA
El NOAA ya había alertado que esta temporada de huracanes sería intensa y los recientes ciclones lo confirma.

Desde que la temporada comenzó el 1 de junio se han registrado doce tormentas, con vientos máximos superiores a los 117 kilómetros por hora. De los cuatro ciclones recientes, “Harvey” e “Irma” son considerados grandes huracanes, mayores a la categoría 3.

CATEGORÍA 5 EN EL ATLÁNTICO
"Lo que es destacable con Irma es que es la primera vez que un huracán alcanza la categoría 5 incluso antes de llegar al mar del Caribe, más caliente" que el Atlántico, explicó Patrick Galois, del servicio de meteorología francés Météo France.

Según la escala de Saffir-Simpson, una tormenta se convierte en huracán de categoría 1 cuando los vientos alcanzan 118 km/h y en categoría 5 (la más elevada) cuando soplan como mínimo a 250 km/h durante al menos un minuto.

NUNCA ANTES FUE TAN FUERTE DURANTE TANTO TIEMPO
Con vientos de 295 km/h durante más de 33 horas, Irma se convirtió en el huracán de mayor duración con semejante intensidad desde que se tienen datos sobre estos fenómenos, según Météo France.

“Irma” superó así el récord del tifón “Haiyan”, que, en 2013 en Filipinas, suscitó vientos de la misma magnitud durante 24 horas y dejó más de 7 mil muertos y desaparecidos.
 

Artículo

​Entérate. ¿Qué tan fuerte puede llegar a ser un huracán?

“Irma” alcanzó la categoría 5, el máximo nivel en Saffir-Simpson; especialistas dicen que en la práctica, los vientos de un ciclón “podrían hacer estallar la escala”
​Entérate. ¿Qué tan fuerte puede llegar a ser un huracán?​Entérate. ¿Qué tan fuerte puede llegar a ser un huracán?

HURACANES SIMULTÁNEOS
La formación simultánea de tres huracanes en la cuenca atlántica, como es el caso actualmente de “Irma”, “José” y “Katia” es poco frecuente. La última vez fue en 2010.

José también pasó a categoría 4 como Irma, y esta simultaneidad de dos huracanes con esa intensidad solo sucedió dos veces antes, según los datos disponibles, en 1935 y 2010.

¿TIENE QUE VER EL CAMBIO CLIMÁTICO?
La intensidad de las tormentas tropicales crece a la par con la temperatura del agua y el nivel de humedad en el aire, que aumentan a su vez con el cambio climático. Este "no crea estas tormentas pero acentúa sus impactos", explicó Anders Levermann del Potsdam Institute for Climate Impact Research.

De acuerdo con expertos consultados por el New York Times, para saber si el cambio climático ha empeorado los ciclones de este año, se tendrían que establecer los complejos vínculos entre el cambio climático y la actividad ciclónica, para lo cual aún hace falta información.

Según los expertos, parte del problema es que simplemente no se han registrado científicamente suficientes tormentas. En las últimas décadas se ha registrado sólo una decena o más cada año, por lo que no existen suficientes cantidades de datos para analizar.

Sin embargo, algunos efectos del cambio climático son más evidentes que otros. Conforme se calienta el planeta -situación que puede incrementarse por el calentamiento global-, la atmósfera puede conservar mayor humedad, por lo que los huracanes, así como otras tormentas, son más intensas y producen mayor lluvia en promedio que en el pasado. Y conforme el nivel de los mares se eleva, el impacto de las inundaciones causadas por los huracanes serán peores porque el aumento en el nivel ocurre sobre una superficie más alta.

LA FACTURA MÁS ELEVADA
En el Caribe, los daños atribuidos a Irma son estimados en 10 mil millones de dólares por el Centro de Gestión de Catástrofes y de Reducción de Riesgos Tecnológicos de Karlsruhe, en Alemania. La cifra convierte a Irma en el huracán más devastador en daños materiales en la región.

DILUVIO EN TEXAS
En Texas, Harvey quedó estacionado en la región, mientras que un huracán se desplaza normalmente de media a 25/30 km/h. Esta situación inhabitual generó acumulaciones récord de lluvia durante un fenómeno así en Estados Unidos. Según el Centro Nacional de Huracanes Estadounidense, al sureste de Houston, se detectaron 125.27 centímetros, superando el récord precedente de 121.9 cm establecido durante el ciclón tropical Amelia de 1978, en Medina (Texas).

*Con información de agencias y The New York Times

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS