Políticos alemanes acusan a Trump de trivializar violencia nazi

"Es insoportable ver cómo Trump está minimizando la violencia de las hordas derechistas en Charlottesville. Nadie debería trivializar el racismo de los neonazis", dijo el ministro de Justicia de Alemania, Heiko Maas
(Foto: AFP)
16/08/2017
10:21
Reuters
Berlín
-A +A

Destacados políticos alemanes acusaron el miércoles al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de trivializar la violencia por parte de supremacistas blancos en Charlottesville, Virginia, y pidieron un claro rechazo a su ideología.

Los gobiernos solo podrán ganar el combate contra el odio, el racismo y el antisemitismo rechazando esta ideología y la voluntad de recurrir a la violencia, comentó Martin Schulz, el candidato a canciller de centroizquierda, agregando que esto vale para Alemania y Estados Unidos.

"La trivialización de la violencia nazi por las confusas declaraciones de Donald Trump es muy peligrosa", comentó Schulz, líder del Partido Socialdemócrata (SPD). "No deberíamos tolerar las monstruosidades que salen de la boca del presidente", comentó en una entrevista con el grupo de diarios RND.

Schulz es el máximo rival de la canciller Angela Merkel de cara a las elecciones del 24 de septiembre en Alemania. El SPD, compañero de coalición de la centroderechista CDU en el gobierno, marcha detrás de Merkel en las encuestas.

Las palabras de Schulz encontraron eco en el ministro de Justicia, Heiko Maas, otro alto cargo del SPD.

"Es insoportable ver cómo Trump está minimizando la violencia de las hordas derechistas en Charlottesville", afirmó Maas en un comunicado, reflejando la preocupación a lo largo del espectro político germano sobre la presidencia de Trump. "Nadie debería trivializar el antisemitismo y el racismo de los neonazis", agregó.

Merkel dijo el lunes a la emisora Phoenix que se requiere una acción clara y fuerte para combatir el extremismo derechista, destacando que los alemanes han visto también crecer el antisemitismo y tienen "bastante que hacer en casa".

Trump está cada vez más presionado por su posición sobre la violencia, y muchos miembros de su propio Partido Republicano y líderes empresariales estadounidenses se han distanciado de él en los últimos días.

ae

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS