Papa pide a colombianos “huir” de la tentación de venganza

En una ceremonia al aire libre, al lado del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el papa Francisco pidió desterrar “la ley del más fuerte”
Foto: EFE
07/09/2017
10:08
José Meléndez/enviado
Bogotá
-A +A

El Papa Francisco abogó hoy por consolidar la paz en Colombia, pese a “obstáculos” y “diferencias”, demandó “huir de toda tentación de venganza” y, con una alerta de proyección al resto de América Latina y el Caribe, reafirmó que “la inequidad es la raíz de los males sociales” y pidió: “escuchen a los pobres”.

En un mensaje en una plaza frente a la entrada principal del Palacio Presidencial de Nariño, centro neurálgico del poder político en Colombia, el Papa enfrentó el agudo problema de polarización social y política que sufre este país al estar dividido entre aceptar o rechazar el acuerdo de paz que en 2016 puso fin a más de 52 años de conflicto bélico.

En el primer discurso formal de su visita oficial a Colombia, que inició ayer en la tarde en Bogotá y concluirá el próximo domingo en Cartagena de Indias, insistió en que “a pesar” de las distintas posiciones que puedan existir, es esencial que colocar “en el centro” a la “persona humana”, para despojarse de intereses “particulares de corto plazo”.

En una ceremonia al aire libre en la plaza, al lado del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y frente a dos tribunas con unas 750 personas, entre autoridades políticas y religiosas, el Cuerpo Diplomático acreditado en esta nación, empresarios, representantes de la sociedad civil y de la cultura, pidió desterrar “la ley del más fuerte” y ratificó que se necesitan “leyes justas”.

Ambas fueron referencias directas a que uno de los problemas que provoca mayor división interna con el proceso de paz es que se haga justicia a las miles de víctimas de las ahora ex insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los términos del acuerdo de pacificación, suscrito por las FARC y Santos, polarizaron a Colombia, ya que múltiples sectores de la sociedad acusaron que el gobierno se excedió en las concesiones políticas, judiciales y socioeconómicas a la insurgencia y reclaman desatención a las víctimas, falta de castigo por hechos criminales o abusos en los beneficios para la reinserción de los guerrilleros.

En este escenario, Francisco recordó que “en la diversidad está la riqueza”.

Pero también urgió a “superar los conflictos que han desgarrado a esta nación por décadas” y resolver “las causas estructurales” de pobreza que generan “exclusión y violencia”, por lo que recalcó que “la inequidad es la raíz de los males sociales”.

En un mensaje previo, Santos le dio la bienvenida y destacó la lucha de Colombia por consolidar la paz.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS