Opositor venezolano se postula a elecciones

Tras eliminarse su inhabilitación, Manuel Rosales afirma que va por la gubernatura en Zulia
El fiscal general venezolano Tarek William Saab destacó la lucha anticorrupción del gobierno. (MARCO BELLO. REUTERS)
03/11/2017
01:43
Agencias
Maracaibo.
-A +A

El ex candidato presidencial venezolano Manuel Rosales se postuló ayer para los comicios del 10 de diciembre en la región de Zulia, cuyo gobernador electo fue despojado por negarse a jurar ante la Asamblea Constituyente.

Rosales ya fue gobernador de Zulia y en 2006 enfrentó al entonces presidente Hugo Chávez en las presidenciales en las que el líder bolivariano obtuvo una holgada victoria. “La posición que hoy asumo es un acto de rebeldía”, afirmó Rosales. También recordó haber trabajado por la candidatura del dirigente Juan Pablo Guanipa, quien ganó la elección del 15 de octubre pero se negó a reconocer a la Constituyente y eso le impidió asumir la gobernación.

“Esta es una decisión que medité y consulté ampliamente. Voy a dar la cara por el pueblo del Zulia y voy a asumir la gobernación de estado”, aseveró. “Así como trabajé en la candidatura de Juan Pablo Guanipa, trabajaré por el estado Zulia”.

Luego de anular la elección de Guanipa, la Constituyente convocó a una nueva elección, que en el caso de Zulia se hará a la par de los comicios de alcaldes, el 10 de diciembre. Además, una gobernadora interina fue juramentada en el cargo apoyada por el consejo regional legislativo de Zulia, dominado por el chavismo.

“A los impostores que le arrebataron la victoria al pueblo, que irrespetaron la voluntad popular les digo que les quedan 40 días porque a nombre del pueblo los voy a desalojar de ahí a punta de votos”, recalcó.

Rosales se encontraba inhabilitado desde 2014 para participar en elecciones, pero esta semana el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) eliminó esa restricción.

Detienen a 3 por corrupción. En tanto, las autoridades venezolanas detuvieron al presidente de una filial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y otros dos altos funcionarios, acusados de participar en una gigantesca red de corrupción en la principal empresa del país.

Los detenidos son Francisco Jiménez, jefe de Bariven, Joaquín Torres, gerente de servicios técnicos, y Javier Sosa, analista de compras, informó el fiscal general, Tarek William Saab.

“Están acusados de asociación para delinquir y peculado” por autorizar contratos con sobreprecio y se encuentran presos en Caracas, manifestó Saab en una rueda de prensa transmitida por la televisora estatal VTV. Los tres ejecutivos se suman a una treintena de empleados de la petrolera —incluidos varios gerentes— detenidos en los últimos meses, precisó la fiscalía.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, “decretó” ayer mismo una reestructuración de la deuda soberana y de PDVSA, luego de ordenar el pago de unos mil 121 millones de dólares por el capital de un bono de la petrolera que vencía en la jornada. La decisión podría complicar más el ya difícil panorama crediticio de la nación petrolera, que para negociar con sus acreedores deberá enfrentar los obstáculos que suponen las sanciones impuestas por Washington, que prohíben comprar nueva deuda del país sudamericano.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS