Mujeres en AL repudian la violencia de género

De norte a sur, cientos de miles de mujeres proclamaron, en el Día Internacional de la Mujer, la desobediencia contra el patriarcado que padecen a diario bajo la forma de violencia física y simbólica y de desigualdad
Mujeres en AL repudian la violencia de género
En diversas ciudades argentinas, incluyendo Buenos Aires, ellas reclamaron el fin de los feminicidios, pero también la legalización del aborto (NATACHA PISARENKO. AP)
09/03/2018
05:11
Agencias
-A +A

Buenos Aires.— Pañuelos verdes por la legalización del aborto en Argentina. Huelga de “brazos caídos y piernas cerradas” en el Congreso de Ecuador. Guirnaldas de papel con nombres de víctimas de feminicidio en Bolivia. Flores y velas en el reclamo de justicia por la muerte de 41 niñas por el incendio de un hogar de acogida en Guatemala.

De norte a sur, cientos de miles de mujeres de América Latina proclamaron, en el Día Internacional de la Mujer, la desobediencia contra el patriarcado que padecen a diario bajo la forma de violencia física y simbólica y de desigualdad en materia de derechos en una de las regiones del mundo en las que el machismo todavía impera con fuerza.

“El feminismo es la revolución del momento”, dijo a The Associated Press Luciana Asur, estudiante de 23 años con los senos pintados de rosa y verde mientras participaba en una multitudinaria movilización en Buenos Aires, desde Plaza de Mayo hasta el Congreso, donde en los próximos días se discutirá el proyecto por la despenalización del aborto, una de las consignas centrales de la protesta, junto con el rechazo a la violencia.

“La sociedad tiene que transformarse para que las mujeres seamos igual de libres”, apuntó la activista que llevaba sobre el cuello un pañuelo verde, color que simboliza la campaña por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Actualmente la legislación sólo permite la interrupción del embarazo en casos de violación o peligro para la vida o la salud de la mujer.

“Paramos contra los despidos, el ajuste del gobierno y por aborto legal, seguro y gratuito. Paramos porque venimos a decirle basta a las violencias feminicidas y travesticidas y a las violencias económicas y estatales que las sustentan”, expresaron a través de un documento las organizaciones sociales y políticas que impulsaron la marcha.

La despenalización del aborto también fue consigna para la manifestación en El Salvador, país con una de las legislaciones más drásticas. Al frente de la marcha se colocó Teodora Vásquez, liberada el 15 de febrero tras pasar casi 11 años encarcelada, acusada de abortar, cuando lo que sufrió fue un parto intempestivo.

En Honduras, grupos feministas exigieron justicia por el asesinato, hace dos años, de la ambientalista Berta Cáceres, mientras que en Guatemala, familiares reclamaron justicia por las 41 víctimas del incendio del Hogar Seguro Virgen de la Asunción. “Lo único que le queda es ponerle flores, hacer un homenaje y exigir justicia por su muerte”, comentó María Elizabeth Ramírez, a quien el fuego le arrebató a su hija Wendy de 15 años.

En Ecuador, unas 600 mujeres que trabajan en la Asamblea Nacional suspendieron actividades para exigir mejoras salariales y equidad laboral. También hubo marchas en Uruguay, donde la jornada quedó ensombrecida por un feminicidio.

Al otro lado del mundo, las mujeres también tomaron las calles. En Filipinas cientos de activistas exigieron el fin de la violación de los derechos de las mujeres. En India, miles reclamaron el fin a las violaciones sexuales y en Turquía, una multitud protestó contra la violencia masculina. En Islamabad, unas 200 mujeres salieron al grito de: “¿Qué quiere una mujer? Independencia”.

En Japón y Corea del Sur también hubo marchas en reclamo de mayor igualdad. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS