Mujeres demuestran que no existen los "trabajos de hombres"

En el ring, enfrentando las llamas o en el espacio, mujeres alrededor del mundo realizan trabajos supuestamente reservados a los hombres, demostrando que pueden estar al mismo nivel y exigiendo igualdad de condiciones
Mujeres demuestran que no existen los "trabajos de hombres"
(Foto: AFP)
08/03/2018
17:50
AFP
-A +A

En el ring, enfrentando las llamas o en el espacio: AFPhoto y AFPTV se acercaron a una veintena de mujeres que llevan a cabo trabajos supuestamente reservados a los hombres en ocasión del día internacional de los derechos de las mujeres, el 8 de marzo. 

Aquí están los retratos de tres de estas mujeres.

TURQUÍA: DEVRIM OZDEMIR, BOMBERA
"Al principio, mi familiares me decían: 'Déjalo, no lo conseguirás, es un trabajo de hombres'". Pero Devrim Ozdemir no se dejó intimidar y en 2008 se convirtió en una las primeras mujeres en Turquía en vestir el uniforme de bombero.

"Hoy me apoyan todos y confían en mí", asegura la mujer de 37 años, diez de los cuales ha dedicado a combatir las llamas en el cuerpo de bomberos de Izmir (oeste), en el que hoy hay 51 compañeras de mil 200 efectivos. 

A su espalda, mujeres jóvenes con trajes ignífugos se entrenan, y tiran abajo la puerta de un edificio antes de disparar contra las llamas. "Hago este trabajo para estar con personas en momentos difíciles", explica Ozdemir mientras se ajusta el casco. 

Aunque admite que el aspecto físico en el trabajo a veces es difícil, Ozdemir alienta a las jóvenes que sueñan con este oficio a perseverar, a pesar de que Turquía es cada vez más conservadora desde la llegada al poder de Recep Tayyip Erdogan.

"Es importante demostrar que las mujeres son capaces de hacer esto", explica, y señala que los hombres y las mujeres de su brigada ganan el mismo salario.   

Este trabajo es motivo de orgullo para su hijo de seis años: "Otros padres les leen historias a sus hijos antes de acostarse, y yo le cuento mis intervenciones".

"Soy la heroína de mi hijo, es una sensación increíble", sonríe Ozdemir, y agrega con orgullo: "Él también quiere ser bombero".

SUDÁFRICA: SHANA POWER, PIONERA EN EL RING
Primera campeona de artes marciales mixtas (MMA) en Sudáfrica, Shana Power combate los estereotipos sobre las mujeres con tanta ferocidad como lo hace contra sus oponentes en el ring. 

Nacida en Johanesburgo, la joven dice que se sintió atraída hacia este deporte de lucha extrema al ver a combatientes como la estadounidense Holly Holm, y espera que más mujeres en su país sigan su ejemplo. 

"Di ideas a mi alrededor, he recibido el respaldo de personas a las que entrené, así que he ganado una buena experiencia", dice Shana Adrienne Power durante un entrenamiento en una sala del barrio de Midrand, en el norte de la ciudad más grande de Sudáfrica.  

A sus 25 años, esta chica a la que sus oponentes llaman "Titanium" es también la primera mujer entrenadora de artes marciales mixtas del país. 

A pesar de que su disciplina se percibe como un terreno exclusivamente masculino, Shana Power afirma haberlo logrado sin recibir tantos golpes como durante sus peleas. 

"De hecho, tengo mucha suerte, no tuve que enfrentarme a demasiados desafíos, como el de ser una mujer en un deporte dominado por hombres. Al contrario, ser mujer fue más bien una ventaja", asegura.

Excepto, tal vez, en términos de remuneración: "No creo que me ofrezcan lo mismo que a ellos", reconoce la campeona, ahora profesional, "pero en términos de entrenamiento y de entrenadores, estoy al mismo nivel que los hombres". 

ESTADOS UNIDOS: WENDY LAWRENCE, ASTRONAUTA
"Tenía 10 años cuando el Apolo 11 aterrizó en la Luna y yo diría que eso fue el detonante para mí", recuerda Wendy Lawrence, de 58 años, que ya atesora mil 200 horas en el espacio.

"Vi a Neil Armstrong y Buzz Aldrin caminar sobre la Luna y pensé para mis adentros: 'Esto es lo que quiero hacer cuando crezca, seré astronauta y viajaré al espacio".

Piloto de helicóptero de formación, Wendy hizo su sueño realidad y tiene a sus espaldas la experiencia de cuatro vuelos espaciales a bordo de transbordadores de la NASA entre 1995 y 2005.

Originaria de Jacksonville, en Florida, señala que en Estados Unidos les "gusta decir 'que lanzas la pelota como una niña, corres como una niña', e históricamente nunca ha tenido un significado positivo".

"Sospecho que algunos de mis colegas masculinos, especialmente cuando estaba en la escuela de vuelo, pensaban que iba a volar como una niña, lo que sea que eso significara, así que sí, tuve que trabajar más duro para que me respetaran, pero estaba preparada para eso (...) Yo me dije a mí misma: 'Les demostraré que están equivocados". 

Wendy se retiró en 2006. ¿Su consejo para las nuevas generaciones? "Yo diría: 'Dale a las mujeres la oportunidad de probar. Es posible que te sorprendas al ver lo que aportan, pero no puedes decir de antemano que las mujeres no tienen el talento, las habilidades y las aptitudes".

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS