Moscú almacena gas nervioso, dice Londres

Anuncian que organismo investigará muestras de la sustancia con la que se intentó matar a ex espía
Acusaciones. Boris Johnson, ministro de Exteriores de RU, aseguró que Rusia almacena gas neurotóxico. Foto: TOLGA AKMEN. AP
19/03/2018
02:57
Agencias
-A +A

Londres.— El ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, aseguró ayer que Rusia ha venido almacenando en secreto, durante una década, el agente neurotóxico Novichok, empleado para envenenar al ex espía ruso Serguei Skripal y su hija Yulia en la ciudad inglesa de Salisbury.

“La verdad es que tenemos pruebas de los últimos diez años de que Rusia no sólo ha investigado la distribución de agentes nerviosos para cometer asesinatos, sino que también ha venido produciendo y almacenando Novichok”, dijo Johnson a la cadena BBC.

Novichok es un agente nervioso de origen militar que fue desarrollado hace décadas en la entonces Unión Soviética.

Rusia niega cualquier implicación en el intento de asesinar a Skripal y su hija y asegura que el agente nervioso pudo proceder de varios países, entre ellos la República Checa, Eslovaquia, Suecia y el propio Reino Unido, acusación que estos países han rechazado.

Expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) investigarán en Reino Unido a partir de hoy muestras del gas nervioso con el que fueron envenenados Skripal y su hija.

La OPAQ analizará las muestras en laboratorios de renombre internacional, un proceso que llevará al menos dos semanas, informó el Ministerio de Exteriores en Londres.

Serguei y Yulia Skripal —de 66 y 33 años— siguen mientras tanto en estado crítico tras ser hallados el pasado 4 de marzo inconscientes en el banco de un parque en la ciudad de Salisbury, en el sur del país.

Skripal, un ex coronel de la inteligencia militar rusa, fue condenado y encarcelado en Rusia en 2006 por haber espiado para Reino Unido. Fue puesto en libertad cuatro años después para que pudiese residir en Reino Unido, como parte de un intercambio de espías de alto perfil con Estados Unidos.

En Moscú, en tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, se refirió ayer al tema mientras celebraba su victoria electoral, que le dio un cuarto mandato de gobierno con un amplio apoyo de la población (más de 75% de los votos), según las primeras cifras oficiales.

Putin rechazó que su país tenga armas químicas, incluyendo la que se utilizó en el envenenamiento de Skripal.

“Rusia no tiene algo así”, dijo el mandatario a periodistas durante una conferencia de prensa en Moscú, poco después de que se diera a conocer su triunfo.

“Hemos eliminado todas nuestras armas químicas bajo el control de observadores internacionales”, señaló.

Por su parte, el embajador de Rusia en Londres, Alexander Yakovenko, pidió “cabezas más frías” y en declaraciones al diario británico Mail on Sunday advirtió que la disputa entre ambos países está “escalando peligrosamente y se está saliendo de proporción”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS