"María" causa devastación a su paso por el Caribe

En la isla de Dominica el primer ministro habla de un desastre total; Puerto Rico se prepara para su embate; Trump declara estado de emergencia
Personas revisan en los escombros de un restaurante ubicado en Le Carbet, en la isla francesa de Martinica, al sur de Dominica, luego de que la zona fuera azotada por el huracán María (LIONEL CHAMOISEAU. AFP).
20/09/2017
01:53
San Juan/Roseau /La Habana.
-A +A

Al menos cinco muertos, un número no precisado de damnificados y daños materiales incalculables dejó el devastador huracán María a su paso ayer por Martinica, Guadalupe, Puerto Rico y otras islas del Mar Caribe.

María azotó las Antillas como un potente huracán de categoría 5, la máxima de la escala Saffir-Simpson, y vientos sostenidos de hasta 280 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

En el archipiélago francés de Guadalupe, el huracán dejó al menos un muerto y dos desaparecidos, según reportaron medios de prensa citando a la prefectura local. En la zona las olas alcanzaron ocho metros de altura, según los expertos. Imágenes transmitidas desde la isla mostraron numerosos árboles caídos y unas 80 mil viviendas se quedaron sin luz a causa del ciclón, el segundo que azota el Caribe en menos de dos semanas.

En Dominica, el primer ministro Roosevelt Skerrit fue uno de los primeros afectados por el huracán, que castigó a la isla durante horas arrancando árboles, provocando corrimientos de tierra, inundando calles y dañando casas. “El tejado de mi residencia oficial fue uno de los primeros en volar”, dijo el jefe de gobierno en su cuenta de Facebook. “Hay una destrucción generalizada. Mi mayor miedo es que haya graves heridos o muertos”.

“Hemos perdido todo lo que el dinero puede comprar”, dijo Skerrit, quien añadió: “Necesitamos ayuda. Pido a los países y organizaciones amigas que nos proporcionen helicópteros”. Éste es el huracán más fuerte que ha golpeado a Dominica. Aún no se puede calcular el total de los daños y “no tenemos reportes sobre víctimas”, dijo el jefe de Policía, Pellam Baptiste.

Tras su paso por Dominica, el centro de María se dirigió a unos 20 kilómetros de las Islas de los Santos, las que están más al sur de Guadalupe, a las 2:00 de la madrugada (6:00 GMT), informó el servicio de meteorología francés Météo France.

En Puerto Rico, el gobierno instaló unos 500 refugios para más de 2 mil personas. El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró el estado de emergencia en la isla, lo que le permitirá acceder más fácilmente a fondos federales para la reconstrucción.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, reiteró, a horas de la llegada de María, que el territorio está ante un “peligro inminente” y que “al pasar la tempestad levantaremos con más fuerza que nunca para reconstruir. Que Dios proteja a cada uno, que Dios bendiga a Puerto Rico”.

La Autoridad de Energía Eléctrica descartó que se vaya a apagar el sistema eléctrico de la isla “como corre en las redes sociales”.

El territorio estadounidense no incorporado lucha desde hace meses contra la bancarrota y ahora tuvo que prepararse para el segundo ciclón en dos semanas tras el paso del huracán Irma, que sólo causó daños leves.

“Si tienen casas de madera, estas dejarán de estar allí más tarde. Todo lo que es de madera saldrá volando”, advirtió el comisionado de seguridad de Puerto Rico, Héctor Pesquera. “Oigan lo que les decimos. Las zonas de inundación deben ser evacuadas. Si no, morirán”.

La isla francesa de Martinica, al sur de Dominica, rebajó la alerta del máximo nivel violeta a gris, pero pidió a los residentes que continúen dentro de sus casas ante el cercano paso de María. Mientras, para las dos islas francesas del Caribe, San Martín y San Bartolomé, se decretó nuevamente alerta de huracán, de acuerdo con el Ministerio del Interior. El huracán Irma ya había ocasionado graves daños hace dos semanas en estas islas.

En Cuba, el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil emitió una “alerta temprana” para la zona más al este de la isla debido a la trayectoria que sigue María. Prevé que los vientos del huracán se comenzarían a sentir desde mañana en la costa norte oriental, aunque el pronóstico meteorológico ha indicado que no impactará directamente el país caribeño.

La temporada de huracanes en el Atlántico Occidental se extiende de junio a noviembre. Este año, Harvey, azotó Texas, EU, Irma llegó apenas dos semanas después y dejó desolación en el caribe y Florida. Agencias

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS