Lula se dice víctima de "cacería de brujas"

Por segunda vez, declara ante juez Moro; cuestiona su imparcialidad e insiste en que buscan impedir candidatura
14/09/2017
01:55
EFE y AFP
Sao Paulo
-A +A

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva dijo ayer ser víctima de una “cacería de brujas” en el testimonio que rindió ante el juez que lo investiga por corrupción, calificó como “mentiroso”, “frío” y “calculador” a uno de sus ministros, que se convirtió en importante testigo en su contra, y cuestionó la imparcialidad del juez.

La comparecencia de Lula en la ciudad de Curitiba, en el sureste del país, representa la segunda ocasión que encara al juez Sergio Moro, quien está al frente de una extensa investigación nacional sobre sobornos a políticos a cambio de favores para empresas privadas. En mayo, el ex mandatario también se mostró desafiante en la corte por otro caso en el que Moro lo encontró culpable y lo sentenció a nueve años y medio en prisión. Lula apeló esa condena.

“Mañana voy a llegar a casa y almorzaré con ocho nietos”, dijo Lula. “¿Puedo ver a mis niños a los ojos y decirles que testifiqué ante un juez imparcial?” Moro le respondió que sí podría, pero Lula afirmó: “Eso no fue lo que sucedió en el otro caso”.

El ex mandatario aseguró que su ex ministro de Hacienda Antonio Palocci, quien lo acusó de haber hecho un “pacto de sangre” con la constructora Odebrecht para recibir millonarios sobornos a cambio de contratos públicos con la petrolera Petrobras, mintió en su testimonio ante el mismo juez la semana pasada.

“Yo vi a Palocci mentir aquí. Nada de lo que dijo es verdad”, aseguró el ex gobernante.

En su testimonio de dos horas, 10 minutos, Lula desmintió todas las acusaciones y aseguró que sus líos judiciales buscan impedirle que vaya de nuevo por la presidencia en 2018. “La fiscalía entró por un camino del que tiene dificultades de salir. Su objetivo es encontrar a alguien que me criminalice”, afirmó, para luego decir que “esto es una una cacería de brujas. Voy a enfrentar todas las acusaciones con el mismo respeto pero alegando que todo lo que hacen es ilegítimo, que las acusaciones no proceden”.

Simpatizantes de Lula lo acogieron como una estrella de rock mientras se abría paso entre la multitud para ingresar a la corte. También hubo una marcha a favor de Moro. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios