La ayuda llega a cuenta gotas tras devastación por "María"

En Puerto Rico el huracán causó 16 muertes y 27 en la isla de Dominica
Las personas miran un edificio destruido por el huracán María en la comunidad de La Perla en Viejo San Juan, Puerto Rico. (CARLOS GIUSTI. AP)
26/09/2017
01:27
Agencias
San Juan/Roseau/Santo Domingo.
-A +A

Puerto Rico, Dominica y República Dominicana siguen intentando levantarse tras el embate del huracán María, que dejó casi 50 muertos, miles de damnificados y devastación.

El jefe de la policía de Dominica, Daniel Carbon, dijo que el país se enfrenta a los retos del saqueo, la fuga de presos y las personas desaparecidas. “Inmediatamente después del paso del huracán María sufrimos saqueos masivos, en especial en Roseau y Portsmouth”, destacó.

El funcionario indicó que oficialmente hay 27 muertos en la isla relacionados directamente con el paso de María y que 18 personas permanecen desaparecidas.

El primer ministro, Roosevelt Skerrit, aseguró al país que la distribución de suministros es una de las principales prioridades de su administración en este momento.

En Puerto Rico, la ayuda humanitaria llegan a cuenta gotas a las zonas más aisladas tras la devastación que dejó el huracán, con un saldo de 16 muertos, mientras que con lentitud se recupera la normalidad, aunque la falta de electricidad sigue siendo el principal reto y la población sufre.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo hoy que cinco días después de que María partiera por la mitad la isla se está cerca de una crisis humanitaria que se puede evitar si se consiguen recursos suficientes para hacer frente a la recuperación.

Rosselló pidió por ello al Congreso de Estados Unidos que tome acción y ayude a la isla y apeló a que el gobierno garantice el soporte que necesita Puerto Rico, literalmente devastado por un huracán, catalogado por algunos especialistas como el más poderoso de la historia.

“Esta es una catástrofe humanitaria que afecta a 3.4 millones de ciudadanos estadounidenses. Vamos a necesitar pleno respaldo de Washington. La gente no debe olvidarse que somos ciudadanos estadounidenses y que estamos orgullosos de ello”, dijo.

Horas antes, la Casa Blanca rechazó acusaciones según las cuales el presidente Donald Trump no estaba prestando suficiente atención a la situación en Puerto Rico.

El gobierno ha hecho un esfuerzo “sin precedentes” para ayudar al pueblo de Puerto Rico con fondos federales, dijo la portavoz de Trump, Sarah Huckabee Sanders.

Trump tuiteó ayer al respecto y señaló que Texas y Florida están avanzando bien en su recuperación tras ser azotados por huracanes, pero “Puerto Rico, el cual ya estaba sufriendo de infraestructura rota y deuda masiva, esta en profundos problemas”.

“Gran parte de la isla está destruida” y que debe lidiar con los billones de dólares que le debe a Wall Street y a los bancos; sin embargo, destacó que la prioridad es llevar comida, agua y medicamentos.

En tanto, República Dominicana sigue padeciendo los estragos de María, con más de 23 mil personas que siguen hoy fuera de sus hogares debido a las inundaciones, que mantienen a decenas de localidades incomunicadas, y cuyos daños aún son evaluados por las autoridades.

El huracán María, ahora de categoría 1, sigue moviéndose en paralelo a la costa sureste de EU. “Intereses en la costa de las Carolinas y del Atlántico central deben monitorear el progreso”, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EU.

Mantente al día con el boletín de El Universal