Inicia ELN alto al fuego con sospecha de agresión

02/10/2017
02:00
EFE
Bogotá
-A +A

El alto el fuego entre el gobierno colombiano y la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) comenzó en el primer minuto de ayer, ensombrecido por un ataque perpetrado horas antes en el suroeste del país en el que murieron tres policías y del que no se conocen a los autores.

El atentado se produjo en una zona rural del municipio de Miranda, departamento del Cauca, una zona donde operan tanto el ELN como una disidencia de las FARC al mando de Iván Mordisco, quien es considerado entre los “probables autores”, de acuerdo con la policía.

De confirmarse que fueron los disidentes de las FARC, este sería su peor ataque desde el 24 de noviembre del año pasado, cuando fue firmado el acuerdo definitivo de paz, no acatado por varios centenares de miembros de la ahora ex guerrilla.

El ELN no ha desmentido completamente haber participado en el tentado, pero a través de sus cuentas en redes sociales han difundido mensajes que ponen en duda su participación.

A través de esas mismas redes y durante el primer minuto del domingo publicaron un mensaje en el que anunciaban que entraban en alto el fuego.

“A partir de este momento, y como lo dijo nuestro comandante Nicolás Rodríguez, el ELN cumplirá el cese al fuego bilateral de manera plena”, escribió la guerrilla a través de una de sus cuentas oficiales en Twitter.

El máximo líder del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, dio la orden el pasado viernes de que todas las unidades de esa guerrilla entraran en cese el fuego a partir de las cero horas de ayer.

La respuesta del presidente Juan Manuel Santos no tardó en llegar y, horas después, firmó el decreto por el que la fuerza pública también entró en alto el fuego. Este cese de hostilidades está definido por 101 días, hasta el 9 de enero próximo, y ha sido el mayor hito hasta el momento en los diálogos de paz con el ELN, que comenzaron el pasado febrero en Quito, Ecuador.

También es el primero de carácter bilateral en 53 años de conflicto armado con esa guerrilla, que —sin embargo— ha hecho altos a sus hostilidades de manera puntual. Para revisar que las partes cumplan lo pactado, se conformará un Mecanismo de Veeduría y Verificación (MV&V) integrado por el gobierno, la fuerza pública, el ELN, la ONU y la Iglesia católica. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS