Gobierno catalán descarta que crisis por referéndum afecte economía

El conflicto político e institucional entre España y Cataluña (noreste de España) no afecta la economía regional, que crece a un ritmo por encima del 3.0 por ciento, afirmó hoy aquí el consejero catalán de Empresa y Conocimiento, Santi Vila
18/09/2017
07:14
Notimex
Madrid
-A +A

El conflicto político e institucional entre España y Cataluña (noreste de España) no afecta la economía regional, que crece a un ritmo por encima del 3.0 por ciento, afirmó hoy aquí el consejero catalán de Empresa y Conocimiento, Santi Vila.

Al participar en el foro de la escuela de negocios Next IBS, expuso que la crisis derivada del proyecto independentista en Cataluña no debe dañar la economía, por lo que las medidas que se tomen por parte del gobierno español deben “evitar que traspase a la economía”.

En la conversación sostenida con el periodista Manuel Campo Vidal, expuso que no hay diálogo entre el gobierno catalán y el ejecutivo español de Mariano Rajoy, debido a la convocatoria del referéndum del 1 de octubre que se impulsa a pesar de las prohibiciones judiciales.

“Este conflicto solo ha tenido respuesta policial, judicial y fiscal, y esto es lamentable, creo que un conflicto político tan serio requiere de repuestas políticas, pero el inmovilismo del gobierno de España no ha ayudado a tener una situación más razonable”, apuntó.

Explicó que se desconoce el alcance de las medidas anunciadas el viernes por el gobierno de España de intervenir los gastos de la Generalitat de Cataluña, pero que “sería inaceptable que ello traspase a proveedores, a ciudadanos y a la economía”.

Destacó que en especial no se quiere afectar a los proveedores de bienes y servicios del gobierno catalán, “que no tienen la culpa de los políticos no estén haciendo su trabajo de encauzar esta situación”.

Sobre la situación económica de Cataluña debido a este proceso político, Vila aseguró “la política va por un lado y la economía por otro con un crecimiento por encima del 3.0 por ciento, inversión extranjera de 2016 y 2017 con los mejores indicadores en la última década”.

Descartó que haya hasta ahora un saldo negativo de empresas con sede social en Barcelona, respecto de Madrid, por lo que no se percibe que se quieran ir de allí debido a este problema.

Sobre la forma en que se podría destrabar este conflicto, expuso que lo ideal para todos sería que el referéndum en Cataluña fuera acordado con el Estado, con un escenario de campañas a favor y en contra en el que los ciudadanos puedan votar libremente.

Consideró que dependerá de lo que ocurra el día 1 de octubre, en que se espera un proceso participativo de votación, tomar las decisiones siguientes, a la vez que ver la reacción del gobierno español.

Refirió que es momento para llamar a la moderación, a no tomar decisiones que resulten perjudiciales, ya que por ejemplo el riesgo de que sean inhabilitados los miembros del gobierno y algunos del Parlamento catalán no ayudaría a resolver la crisis.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS