Estudiantes viajan a la capital de Florida para exigir control de armas

Lejos de dejarse paralizar por el miedo, los sobrevivientes del tiroteo en una secundaria de Florida están canalizando su ira y tristeza en acciones y viajaron hoy a Tallahassee para pedir a los legisladores cambios en el control de armas
Estudiantes viajan a la capital de Florida para exigir control de armas
Estudiantes que sobrevivieron al tiroteo prometieron que presionarán para que haya un mayor control de armas (Foto: AP)
20/02/2018
15:54
Reuters
Parkland, Florida
-A +A

Autobuses llenos de estudiantes de Florida partieron el martes hacia la capital estatal Tallahassee para pedir la prohibición de los rifles de asalto, continuando las protestas tras el tiroteo en una secundaria que dejó 17 muertos entre jóvenes y profesores.

Las muertes de la semana pasada, el segundo tiroteo más mortal en un colegio público en la historia de Estados Unidos, activó un debate nacional sobre el derecho a portar armas y llevó a jóvenes de la Escuela Secundaria Stoneman Douglas y de todo el país a exigir una acción legislativa.

Un sondeo de The Washington Post/ABC News publicado el martes mostró que el 77% de los estadounidenses cree que el Congreso controlado por republicanos no está haciendo lo suficiente para evitar los tiroteos masivos, mientras que un 62% indicó que el presidente Donald Trump tampoco ha hecho todo lo posible.

Estudiantes que sobrevivieron al tiroteo prometieron que presionarán para que se actúe. Jaclyn Corin, una alumna de 17 años del colegio de Parkland, cerca de Fort Lauderdale, dijo en Twitter que consiguió una reunión con el gobernador republicano de Florida, Rick Scott, para hablar del asunto. Una portavoz del funcionario confirmó reuniones con sobrevivientes esta semana.

Nikolas Cruz, de 19 años, está acusado de regresar a la escuela secundaria de la que fue expulsado y abrir fuego con un rifle semiautomático AR-15 el 14 de febrero. Afronta 17 cargos de asesinato premeditado.

Estudiantes, profesores y activistas en favor de una mayor seguridad en el porte de armas tienen previsto reunirse el miércoles en Tallahassee para exigir que los legisladores estatales prohíban la venta de armas de asalto.

La posesión de armas está amparada por la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos y sigue siendo uno de los asuntos que más dividen al país.

El sondeo halló que menos de siete de cada 10 republicanos respalda la idea de prohibir las armas de asalto, en contraposición a los demócratas, que apoyan la medida en un 71 por ciento. Una prohibición federal sobre la armas de asalto, vigente durante 10 años, expiró en 2004.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS