Estudia gobierno catalán sus pasos ante España

Descartan que Puigdemont llame a elecciones; Parlamento regional decide hoy fecha para pleno
Las medidas anunciadas por el gobierno español contra la Generalitat son comparadas por independentistas con el régimen de Francisco Franco. (GONZALO FUENTES. REUTERS)
23/10/2017
02:19
Agencias
Barcelona.
-A +A

Los independentistas catalanes sopesaban ayer los pasos que tomarán durante esta semana para hacer frente al plan del gobierno central de destituir al Ejecutivo regional y convocar a elecciones.

“Todos los escenarios pueden estar y han de estar previstos”, afirmó el portavoz del gobierno catalán, Jordi Turull, a Catalunya Radio.

“Hemos de tomar decisiones, como dijo el presidente [catalán Carles Puigdemont], con todas las consecuencias”, explicó Turull, sin explicar el alcance de las decisiones.

Cuando se le preguntó si aceptaría la destitución si viniera del gobierno de Mariano Rajoy, respondió: “Me debo al mandatario de la Generalitat de Cataluña”.

Sobre la posibilidad de que Puigdemont llame a comicios anticipado, como proponen los opositores que apoyan al gobierno español, Turull afirmó: “No está sobre la mesa”.

Esa convocatoria podría evitar la aplicación de las medidas anunciadas el sábado por Rajoy.

Para hoy, los portavoces de los partidos con representación en el Parlamento catalán se reunirán para fijar la fecha del próximo pleno, que podría ser una nueva oportunidad de declarar unilateralmente la independencia en cumplimiento de los resultados del referéndum inconstitucional del 1 de octubre.

Ese grupo podría convocarse para el 27 de octubre, el mismo día en el que el Senado español votará la propuesta de medidas del Consejo de Ministros para frenar el proceso secesionista catalán, de acuerdo con fuentes parlamentarias.

En su respuesta a las medidas que prepara el gobierno central —que incluyen el cese de los miembros del gobierno catalán y da seis meses para que Madrid convoque a elecciones— , Puigdemont dijo que pedirá al Parlamento que actúe “en consecuencia” con “el intento de liquidar nuestro autogobierno y nuestra democracia”.

La indignación entre la mitad aproximada de la sociedad catalana que apoya la secesión aumentó en los últimos días y con ella los apremios a que Puigdemont dé el paso definitivo y proclame la independencia.

Otras voces le reclaman que convoque elecciones antes de que lo haga Rajoy, lo que aparece como una salida a la crisis antes de que el Senado vote el viernes.

En tanto, se levantan voces que cuestionan la constitucionalidad de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, en el que se ampara el gobierno de Rajoy para intervenir en la Generalitat.

Al respecto, el ministro de Asuntos Exteriores de España, Alfonso Dastis, aseguró en entrevista con la cadena BBC que el gobierno sigue “estrictamente las cláusulas de la Constitución”, frente a unas autoridades catalanas que han estado “ignorando las leyes” al iniciar un proceso unilateral separatista.

Sobre los planes del gobierno que incluyen la posibilidad intervenir los medios de difusión públicos catalanes y la policía regional, dijo que buscan asegurarse de que se difundan “puntos de vista plurales en todos los servicios audiovisuales”.

Cataluña se mantuvo en calma; sin embargo, en el País Vasco centenares de personas hicieron una cadena humana en solidaridad con los catalanes y también reivindicaron sus propias ambiciones independentistas, mientras que otros centenares se congregaron en la céntrica Puerta del Sol, en Madrid. Cantando “Madrid está con el pueblo catalán” y con una pancarta en la que se leía: “No al 155”, los manifestantes rechazaron la intervención de la autonomía catalana y pidieron la liberación de dos líderes independentistas detenidos la semana pasada.

En tanto, el presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, aseguró en una entrevista publicada ayer por el diario italiano Il Messagero que “nadie en Europa” reconocería una Cataluña independiente.

A Tajani se le preguntó si Europa debe temer la multiplicación de pequeños Estados. Respondió que sí y precisó: “Es por eso que nadie en Europa tiene la intención de reconocer a Cataluña como Estado independiente. Incluso Theresa May [la primera ministra británica], en pleno Brexit, ha dicho que Reino Unido nunca reconocerá a Cataluña.

“Por su historia, España es un Estado unitario, con numerosas autonomías, con poblaciones diversas, que también hablan lenguas distintas, pero que son un Estado unitario”, agregó. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS