“Es difícil una relación con Asia sin China”

Académico recomienda a México reforzar mecanismos multilaterales ante la relación actual con Washington
11/06/2018
04:42
Jerónimo Andreu / Corresponsal
-A +A

Madrid.— Un acercamiento entre México y Asia es importante, especialmente en una era de inestabilidad en las relaciones con Estados Unidos, asegura Jordi Bacaria, catedrático de Economía Aplicada en la Universidad Autónoma de Barcelona y director del think tank CIDOB.

Ententrevista con EL UNIVERSAL, Bacaria —quien codirigió el Instituto de Estudios de la Integración Europea en México y colabora con el ITAM— expone que esa aproximación requerirá tiempo, se beneficiaría del paraguas del multilateralismo y estará condicionada por el resultado de las negociaciones del TLCAN.

“Tras tantos años de dependencia de EU, es bueno que México se abra a otros socios, pero hay que entender que, en gran medida, el interés de México para esos países, sean de la Unión Europea, China o Corea del Sur, pasa por el TLCAN y si México puede seguir siendo una puerta a EU”, apunta.

Considera que México debe aprovechar como impulso su presencia en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), en el que no está China y se retiró EU. Pero avisa que cualquier mirada hacia Asia pasa por estrechar relaciones con Beijing. “China liderará Asia, así que es difícil tener una buena relación con Asia sin tenerla con China”, explica.

Bacaria cree que, para alcanzar acuerdos ventajosos con un gigante como China, las naciones de América Latina deben apoyarse en organismos multilaterales, como el CELAC, donde los diplomáticos de Beijing tienen menos palanca para dividir a los países.

La apertura a nuevos socios no debe distraer a México de la importancia de profundizar en estos acuerdos y mecanismos multilaterales, que también serán claves para enfrentarse a posibles arbitrariedades cometidas por EU. “Es más efectivo acudir a la OMC con más países aliados que solo”, dice.

El académico considera que México, debido a su especialización en manufacturas debe entender que presenta menor interés para China que países como Brasil o Argentina, que se han centrado en la exportación de materias primas (agrícolas o hidrocarburos). También recomienda retomar la estrategia y planificación de relaciones que Australia tiene con Asia. “No se pueden tomar esas decisiones de repente y querer que funcione de inmediato. Australia ha trabajado la diplomacia cultural”, expone.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS