Dubái recibe el año con espectáculo de luces en Burj Khalifa

La torre más alta del mundo proyectó los colores verde, blanco, negro y rojo, así como un retrato del jeque Zayed bin Sultán al Nahyan, fundador de la federación
Personas recibiendo el año en las afueras del edificio más alto del mundo. (FOTO: EFE/EPA/Mahmoud Khaled)
31/12/2017
17:04
-A +A

Sídney fue la primera ciudad en entrar en 2018, con 1.5 millones de personas concentradas al borde su emblemática Bahía para asistir al tradicional espectáculo de pirotecnia.

Se pudo ver una cascada arcoiris de fuegos artificiales desde el puente de la Bahía, para conmemorar la reciente legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo.

La fiesta continuó en Asia con un espectáculo, de 10 minutos, en Hong Kong de "estrellas fugaces" lanzadas desde el rascacielos que domina el puerto Victoria Harbour.

En Yakarta medio millón de personas se dieron el "sí quiero" en una boda colectiva organizada por el gobierno indonesio.

Y en Dubái se sustituyeron los fuegos artificiales por un espectáculo de luces láser en Burj Khalifa, la torre más alta del mundo (828 metros). En el edificio se proyectaron los colores verde, blanco, negro y rojo, pertenecientes a la bandera de los Emiratos Árabes Unidos, así como un retrato del jeque Zayed bin Sultán al Nahyan, fundador de la federación.

En Abu Dabi, el paso a 2018 se celebró con fuegos artificiales.

Europa prepara la fiesta en medio de una gran seguridad.

En París, a pesar de la llovizna y el viento, se espera a cientos de miles de personas en los Campos Elíseos para presenciar un espectáculo de música, luces y fuegos artificiales en el Arco de Triunfo, si el viento no es demasiado fuerte. Para acceder a la zona, los espectadores son registrados. Alrededor de mil 800 miembros de las fuerzas del orden vigilan la zona.

En Londres más de cien mil personas se esperan para asistir a los fuegos artificiales desde las orillas del Támesis. Para respetar la tradición, el Big Ben dará las doce campanadas a medianoche. Aunque la capital británica fue el blanco de cuatro atentados en 2017, Scotland Yard indicó haber movilizado a menos policías que el año anterior.

En Alemania, los organizadores de la fiesta de la San Silvestre en la puerta de Brandeburgo en Berlín previeron, en tiendas médicas de la Cruz Roja, lugares específicos para atender a mujeres víctimas de acoso sexual o que se sientan amenazadas.

msl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS