21 | ENE | 2019
Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Humberto Sierra Porto. )

“Democracia no existe sin libre expresión”

01/06/2018
04:20
El Tiempo / GDA
-A +A
Señala los derechos de migrantes entre las prioridades de la región; destaca la importancia de la Corte-IDH en la región

El jurista colombiano Humberto Sierra Porto, actual presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH), y quien busca su reelección, habla en entrevista sobre los retos que enfrentan los jueces de esta instancia a nivel regional.

El siguiente es un resumen de la entrevista con Sierra Porto.

¿Cuál es el perfil que se debe tener para aspirar a ser juez de la Corte-IDH ?

—Esencialmente se requiere tener conocimientos sobre el derecho internacional de los derechos humanos. Particularmente lo que se hace es aplicar la Convención Americana y para aplicarla se tiene que conocer de derecho internacional, el constitucional interno y la teoría de los derechos fundamentales. El perfil, aunque ha variado a lo largo de los años, parte de una persona con conocimientos internacionalistas, diplomáticos, que haya trabajado temas de derecho. En este momento hay una tendencia a que, en razón de la importancia jurídica de la jurisprudencia de la Corte, quienes se presenten como candidatos en su mayor parte sean personas que provienen de la rama judicial que, como en mi caso, hayan participado de un tribunal constitucional. Yo fui presidente de la Corte Constitucional y magistrado [en Colombia]. Entre los postulados a ingresar está fuerte el candidato de Argentina, que fue miembro de la Corte Suprema; el de Ecuador, que es de la Corte Constitucional; el de México que trabajó en la Corte Suprema. En su mayoría, tienen ese perfil.

¿Podría identificar los temas clave que estén en curso en la Corte?

—Hay temas que son transversales en toda América Latina y para los cuales es necesario el perfil y el desarrollo jurisprudencial que se realiza. Por ejemplo, los derechos de consulta previa de las comunidades indígenas: es un tema muy importante no sólo para las comunidades sino, en general, por todo lo que se ha construido alrededor del derecho a la propiedad y está impactando en lo relativo al medio ambiente y en general a los derechos medioambientales. Eso implica todo lo relativo a la consulta previa, derecho al desarrollo, derecho a la propiedad y derechos medio ambientales.

Hay una segunda temática relativa al debido proceso que es, quizá, una de las más actuales. Consiste en la garantía judicial que tienen los ciudadanos. Es el pan de cada día, siempre es uno de los temas más importantes. Los derechos frente a temas de migración es otro de los temas transversales y sin duda el trabajo de la Corte-IDH es muy importante: por ejemplo, qué garantías hay para que se les respeten sus derechos a los migrantes.

Y el cuarto tema emblemático es, sin duda, la libertad de expresión (...) Los jueces de la Corte-IDH han entendido que el tema democrático es uno de los elementos básicos que garantiza de una manera esencial el desarrollo de la libertad de expresión. No solamente tiene una dimensión individual, que permite que los ciudadanos puedan expresarse de manera libre, sino que también tiene consecuencias en materia de pluralismo y la tolerancia que debe caracterizar un sistema democrático, un sistema pluralista como el que debe existir en todos nuestros países. Entonces, la construcción democrática es esencial también para la comprensión de los derechos.

Los temas trasversales que enumera, ¿coinciden con los problemas o peligros que acechan a los países que cubre la Corte-IDH?

—Hay de derechos que adquieren vigencia o una gran importancia y, en ese sentido, lo que nos muestran es el estado de cosas que hay en la región. Las sentencias de la Corte lo que muestran es la situación de derechos que se da en todo el continente. Hemos tenido sentencias, por ejemplo, que hablan de toda la jurisprudencia en el tema de leyes de amnistía y de indulto, y hasta qué punto, efectivamente, pueden ser válidas desde la perspectiva de la Convención Americana. En Colombia ha tenido mucha trascendencia ese tema. Pero hay otros temas muy álgidos, por ejemplo el relativo a los derechos de las víctimas, la verdad, justicia y reparación, que hoy en día tienen mucha trascendencia, porque muchos Estados necesitan leyes de reparación de víctimas, leyes de reparación colectiva.

¿Y en temas de género se ha avanzado?

—En temas relativos al principio de igualdad y no discriminación, particularmente con los derechos de las mujeres, también es muy importante el trabajo de la Corte. Hoy en día la jurisprudencia de la Corte ha señalado que debe respetarse una perspectiva de género cuando los jueces y los fiscales investiguen algún caso de mujeres, porque se ha demostrado en muchas ocasiones que los estereotipos han impedido que se administre justicia de una manera adecuada.

¿En el caso de la libertad de prensa,que ha sufrido restricciones en algunos países, se está retrocediendo?

—No. Yo creo que, en líneas generales y en materia conceptual, con la jurisprudencia nuestro continente [se] ha tomado conciencia de que el sistema democrático no puede existir si no existe una visión amplia de la libertad de expresión. Creo que hemos tenido decisiones sobre el concepto de libertad de expresión, sobre cuáles pueden ser los límites en materia penal, cuándo unas normas penales pueden establecer restricciones a la libertad de expresión. Particularmente hemos hablado el tema de la injuria, que también se ha dado en la mayor parte de nuestros países, y prácticamente se ha restringido: evitar que sea una sanción penal en casos en los que la manifestación del periodista supone un interés público. Y recientemente, en el caso de Radio Caracas televisión, tuvimos también la oportunidad de pronunciarnos sobre cómo la libertad de expresión en algunas circunstancias, para poder garantizársele a periodistas, supone la necesidad de proteger a la persona jurídica, al medio. Entonces, yo creo que hay un importante avance de la jurisprudencia de la Corte.

Su reelección está en camino. ¿Cómo va su candidatura?

—Es una candidatura que dependerá de la decisión que tomen los embajadores y los representantes de los Estados ante la Organización de Estados Americanos.

Alguna reflexión final…

—Sí. Hoy en día, de acuerdo con las construcciones que ha elaborado la Corte-IDH, los jueces y funcionarios públicos pueden utilizar la jurisprudencia de la Corte para resolver casos concretos (...) no es solamente un tema para internacionalistas, sino para el juez municipal, para el juez ordinario en nuestros países. Lo que hacemos nosotros tiene impacto directo en los problemas de derechos de cada uno de nuestros ciudadanos y por eso es que hoy en día despierta tanto interés la Corte-IDH en todos los temas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios