Cuerpos en Colombia son de periodistas ecuatorianos

Los cadáveres fueron hallados en una zona selvática en la frontera con Ecuador; familiares y autoridades llegaron ayer a Cali para el proceso de repatriación
Cuerpos en Colombia son de periodistas ecuatorianos
Los cuerpos del equipo periodístico de El Comercio asesinado en la frontera con Colombia, a su llegada, ayer, al aeropuerto de Palmira. (AP)
23/06/2018
02:42
Agencias
-A +A

Bogotá.— Tres de los cuatro cuerpos hallados el jueves en una zona selvática del sur de Colombia corresponden a los miembros del equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio, confirmó ayer la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín.

“Llamé [el jueves] al canciller [de Ecuador] para darle la noticia de que habíamos encontrado los cuerpos de los periodistas asesinados. Están [realizando] en Cali ese reconocimiento para entregárselos a sus familiares”, dijo Holguín a periodistas en Paraguachón, paso fronterizo con Venezuela, donde inauguró una casa lúdica.

El equipo del diario quiteño El Comercio, compuesto por el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, fue secuestrado el 26 de marzo en una zona rural de la parroquia de Mataje, provincia de Esmeraldas, en la frontera con Colombia, a donde se habían desplazado para cubrir la inseguridad creciente en la región.

El grupo disidente de la ex guerrilla colombiana de las FARC autodenominado Frente Oliver Sinisterra, que lidera Walter Patricio Arizala Guacho, autor del secuestro, los asesinó días después, según confirmó el 13 de abril el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, tras difundirse fotos de los fallecidos. Los secuestradores pretendían canjear a los cautivos por compañeros suyos detenidos.

Holguín explicó que los dos gobiernos están trabajando en el caso y que la labor conjunta que realizan no sólo se ocupa del caso de los tres miembros del equipo periodístico, sino que también están “tratando de unir esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico” en la frontera común.

Los familiares y autoridades judiciales ecuatorianas llegaron ayer a Cali para acompañar el eventual proceso de repatriación, luego de que el jueves el presidente colombiano Juan Manuel Santos informara de la aparición de los cuerpos.

Aún están pendientes de difusión los resultados de las necropsias, que se conocerán en las próximas horas. “Es el inicio de un camino hacia la verdad y hacia la justicia y hacia que se establezcan responsabilidades en todos los niveles”, dijo Yadira Aguagallo, pareja de Paúl Rivas.

Sobre el cuarto cuerpo encontrado el jueves, las autoridades no dieron información, aunque Medicina Legal continúa los trabajos para la identificación de quien supuestamente sería el jefe de seguridad de Guacho, advirtió el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Villegas aseveró que la zona en la que perros policías localizaron enterrados a los cadáveres, en fosas, fue minada para dificultar el hallazgo.

“Los asesinos de estas personas enterraron los cadáveres de tal modo que nunca fueran encontrados”, aseguró a periodistas en la base de la policía de San Luis, municipio del departamento del Tolima, en donde asistió a una demostración de nuevos mecanismos para erradicación de cultivos ilícitos.

Los cuerpos fueron hallados después de dos meses y 18 días de búsqueda por el grupo antisecuestro de la policía de Gaula y de las fuerzas especiales del ejército en una zona selvática de Tumaco, municipio del departamento de Nariño, zona fronteriza con Ecuador donde se concentra la mayor cantidad de narcocultivos en Colombia.

Arizala, ex mando de la disuelta guerrilla de las FARC, se apartó del acuerdo de paz que condujo al desarme de siete mil combatientes en 2017 y es acusado por el ejército colombiano de operar como brazo armado del Cártel de Sinaloa y de tener a más ecuatorianos secuestrados.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS