Colombia congela diálogo con ELN tras atentados

Presidente Santos dice que la suspensión será hasta que “vea coherencia”; decisión del gobierno divide a partidos durante campaña presidencial
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ayer durante un evento en la localidad de LaPalma, en el departamento de Cundinamarca, Colombi (AFP)
30/01/2018
04:33
DPA y EFE
-A +A

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, suspendió ayer por tiempo indefinido las negociaciones entre su gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) a raíz de los atentados cometidos el pasado fin de semana por ese grupo armado.

“He tomado la decisión de suspender la instalación del quinto ciclo de negociaciones, que estaba prevista para los próximos días, hasta que vea coherencia por parte del ELN entre sus palabras y sus acciones”, dijo Santos durante un acto público en el municipio de La Palma, en el central departamento de Cundinamarca.

“Le he reiterado a la fuerza pública que siga cumpliendo con sus deberes constitucionales. El quinto ciclo se instalará cuando el ELN haga compatible su conducta con la exigencia de paz del pueblo colombiano y de la comunidad internacional”, agregó.

Santos hizo el anuncio después de que el ELN se atribuyera un atentado con explosivos cometido el sábado pasado contra una estación de la Policía Nacional en Barranquilla, que dejó cinco uniformados muertos y 41 heridos.

El gobierno considera que ese grupo guerrillero también es responsable de otros dos ataques similares perpetrados el domingo contra sendas estaciones policiales en los municipios caribeños de Soledad y Santa Rosa del Sur, que dejaron dos agentes muertos y siete heridos.

El comunicado de un frente del ELN, que se atribuyó el primer atentado, produjo diversas reacciones en sectores políticos del país. Algunos dirigentes pidieron a Santos que rompiera o suspendiera las negociaciones, mientras que otros consideran que hay que reanudar pronto el diálogo para buscar un acuerdo de paz.

La decisión desató reacciones a favor y en contra en medio de un año electoral; para los candidatos simpatizantes con el partido opositor de derecha radical, Centro Democrático, tras el anuncio “difícilmente se podrá volver al diálogo con el ELN”, según indicó el aspirante a la presidencia por dicho partido, Iván Duque.

Asimismo, de acuerdo con Marta Lucía Ramírez, aspirante a la presidencia de corriente de derecha, el anuncio debió hacerse hace “mucho tiempo, porque el ELN rompió varias veces el cese del fuego temporal”.

El partido político creado por la ex guerrilla de las FARC dijo en Twitter que las negociaciones deben seguir. “No más integrantes de la fuerza pública y líderes asesinados, es urgente salvar el proceso de Quito, pedimos #CeseBilateralYa”, escribió el líder del colectivo, Rodrigo Londoño.

Por otra parte, Amnistía Internacional (AI) alertó ayer que “una nueva tragedia se gesta” en Bojayá y el Bajo Atrato, áreas del departamento colombiano del Chocó (oeste), donde la guerrilla del ELN y los grupos herederos del paramilitarismo combaten para ocupar el territorio que abandonaron las FARC.

Según detalló AI en un comunicado, esos combates ponen una vez más “en riesgo inminente de violaciones de los derechos humanos a estas comunidades” y consideran que “la acción del Estado debe ser enfática”.

En este sentido, recordó la última alerta temprana emitida el 24 de enero por la Defensoría del Pueblo, que advierte que en los municipios de Bojayá, Medio Atrato (Chocó) y Vigía del Fuerte (Antioquia) persiste y se agudiza el riesgo de violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS