Casa Blanca desata crisis en organismo con 2 titulares

Tras renuncia del director, el presidente nombra un interino pese a que ya existía otro que fue designado por ley
28/11/2017
04:14
Washington
Notimex y EFE
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, generó una crisis administrativa en la Oficina de Protección Financiera al Consumidor (CFPB), que ayer amaneció con dos jefes luego que el mandatario designara a un director interino, pese a que el anterior titular dejó al frente a la subdirectora, como dicta la ley.

Leandra English, designada por su antecesor Richard Cordray, presentó una demanda para impedir que el elegido por Trump, Mick Mulvaney, actual director de la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca, asuma el cargo, en espera de que el Senado confirme a un nuevo director.

Los dos directores interinos dijeron estar a cargo de la CFPB en sendos correos electrónicos internos enviados a los mil 600 empleados.

La vocera presidencial Sarah Huckabee Sanders defendió el nombramiento hecho por Trump el viernes pasado y señaló que la Casa Blanca estaba al tanto de la demanda, pero insistió que la ley es clara y da al presidente el poder para hacer este nombramiento, según un análisis legal del Departamento de Justicia.

“Creo que el marco legal muestra claramente quién está a cargo de la agencia, y tanto el consejero legal de la Casa Blanca como el del CFPB, nombrado por Condray, dijeron que él [Mulvaney] tiene derecho legal para servir como director”, dijo.

Huckabee Sanders aseguró que Mulvaney ha tomado las riendas de la agencia, y ha tenido el apoyo del personal, “de manera que creo que todos están en total acuerdo de que el es el director de esa oficina”.

Sin embargo, la ley Dodd-Frank de 2010 estipula que el subdirector de la CFPB actúe como jefe interino de la entidad hasta que el presidente designe a una persona para ocupar el cargo de manera permanente y el Senado lo confirme.

La CFPB fue creada para aumentar la supervisión de las entidades financieras en hipotecas y tarjetas de créditos, entre otros productos financieros, y proteger a los consumidores tras los abusos previos al estallido de la crisis económica de 2008. Ha sido acusada por Trump y los republicanos en el Congreso de frenar al sector de las finanzas con una gran carga regulatoria.

Como legislador en la Cámara de Representantes, Mulvaney votó a favor de desaparecer ese organismo argumentando que opera con una agenda política. 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS