Buscan a “atacante serial” en Austin por paquetes bomba

Policía vincula explosión del domingo con tres agresiones similares este mes
Autoridades investigaban ayer en el lugar donde explotó la cuarta bomba en lo que va del mes en la ciudad de Austin, Texas. (KIMBERLY K. SMITH. AP)
20/03/2018
02:54
Agencias
-A +A

Austin.— La policía de Estados Unidos dijo ayer que busca un “atacante serial” en Austin, Texas, luego de la explosión de una cuarta bomba improvisada este mes, que dejó dos jóvenes gravemente heridos y avivó temores en la población.

Las autoridades vincularon el ataque registrado la noche del domingo a otros tres ocurridos en Austin en las últimas semanas, que mataron a dos personas y lesionaron a cuatro.

“Evidentemente enfrentamos lo que creemos es un atacante serial que perpetra atentados explosivos, ante las similitudes entre lo que es ahora el cuarto artefacto” y los anteriores, dijo el jefe de la policía Brian Manley.

Dos hombres blancos, de 22 y 23 años, resultaron heridos a causa de la explosión ocurrida el domingo en la noche, cuando caminaban por un barrio residencial en Austin, y continuaban hospitalizados, aunque en condición estable.

La explosión se produjo horas después de un mensaje televisado de las autoridades al autor de los ataques: “Queremos comprender lo que le llevó a hacer eso y queremos escucharlo”. La recompensa ofrecida por cualquier dato que lleve a un arresto se incrementó a 115 mil dólares.

Según la policía, la explosión parece haber sido “aleatoria” y activada por un cable trampa, una diferencia “significativa” con respecto a los tres ataques anteriores, en los que las bombas llegaron por correo.

Es “muy posible” que haya sido “activado por alguien que manipuló un cable trampa que activó el dispositivo”, dijo Manley, quien destacó que esto muestra un atacante con “un mayor nivel de sofisticación, un mayor nivel de habilidad” de lo que inicialmente se creía.

La primera bomba estalló el 2 de marzo, mientras las otras dos explotaron el lunes 12. Los artefactos fueron fabricados con componentes de venta libre en ferreterías.

Entre las víctimas de los atentados están dos hombres negros de 39 y 17 años, quienes murieron al explotar paquetes bomba que fueron dejados en las puertas de sus casas. Una mujer hispana de 75 años resultó herida en la tercera explosión. Estos hechos plantearon la posibilidad de que los crímenes tuvieran una motivación racial.

Manely señaló que los investigadores no han establecido aún los motivos del ataque. “¿Se trata de terrorismo? ¿Está relacionado con odio?”, preguntó y añadió que aún “tendrán que determinar si se advierte alguna ideología específica detrás de esto”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS