Se encuentra usted aquí

Blindan la frontera en el lado mexicano

Blindan la frontera en el lado mexicano
Elementos de la Policía Federal patrullan la frontera mexicana frente a la zona que visitará este martes el presidente de EU (EDGARD GARRIDO. REUTERS)
13/03/2018
03:25
Gabriela Martínez / Corresponsal
-A +A

Tijuana.— A lo largo de dos kilómetros en las inmediaciones de la colonia Las Torres, en Tijuana, a unos cuantos metros de donde el gobierno estadounidense construyó los prototipos del muro, unos 200 oficiales mexicanos realizan un operativo para blindar la frontera durante la visita que hará hoy el presidente Donald Trump.

El Servicio Secreto de EU, a través de su Consulado en Tijuana, solicitó el apoyo de la Policía Federal para resguardar al presidente mientras realiza un recorrido para observar los modelos del muro que planea hacer.

Las movilizaciones comenzaron del lado estadounidense con la advertencia de restringir el área de Otay Mesa. Se colocaron letreros para informar a la gente que este martes no podrán transitar la zona portando armas.

El dispositivo de seguridad cruzó la frontera y decenas de elementos de la Policía Federal, Estatal Preventiva (PEP) y municipal, además del Ejército Mexicano, garantizarán la seguridad de este lado.

Las Torres, donde se aplicará el operativo, es una colonia a las orillas de Tijuana que no cuenta con pavimento; está cerca de la zona industrial y de los centros de reciclaje y de almacenamiento de cajas de tráileres y venta de partes de autos usados.

Pero ahí mismo, a unos 25 metros del muro, también vive gente que ha sido testigo del nacimientos de esos prototipos. Que desde antes de su edificación han observado el flujo de migrantes que buscan cruzar la frontera hacia Estados Unidos.

“Ningún muro los va a detener. La necesidad es tanta que si no es por arriba, a lo mejor será por abajo, pero siempre habrá una manera”, dijo Juana Rodríguez Villalvazo, una mujer que vive a escasos metros de la valla que divide ambos países.

Jorge, otro de los vecinos, se pregunta por qué México habría de gastar recursos para cuidar la visita de un presidente en territorio estadounidense que además discrimina los mexicanos.

“Yo había puesto una escalerita pegada a la barda para que el que quisiera ver al Trump se pudiera asomar, pero vinieron policías a decirme que si no la quitaba la iban a quemar. Digo, así por las buenas, por eso mejor me estoy haciendo mi propio muro y que el mundo ruede”, dijo mientras terminaba de martillar.

Los vecinos de Las Torres dicen que nunca habían visto tanto movimiento por esa zona.

“Vinieron hasta los de la CIA o Servicio Secreto, los vimos cuando andaban recorriendo toda la frontera. Unos hasta vinieron a la casa para decirnos que no iba a haber entradas y salidas, yo pensé que nos iban a sacar”, dijo Lupita, otras de las residentes, quien había pensado en rentar su techo como sitio para ver a Trump.

Y es que los techos serán el único sitio desde donde la prensa mexicana e internacional podrán grabar el evento de la visita, será el único acceso después de cruzar los filtros de revisión, porque los cerca de 200 oficiales de las tres corporaciones tendrán un único objetivo: evitar cualquier riesgo o ataque contra el presidente estadounidense.

“El apoyo es para evitar las protestas, porque sí esperamos que algunas lleguen hasta el muro, o también si se detecta algún riesgo inminente, eso pueda poner en riesgo la vida del presidente, él tiene su equipo de seguridad que lo cuida, pero nosotros resguardamos desde acá, desde México”, explicó un directivo de la Policía Estatal Preventiva.

Se prevé que los oficiales mexicanos estén en el punto fronterizo desde las seis de la mañana para arrancar con el operativo de seguridad de ambos lados de la frontera, junto con las corporaciones de EU.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS