Benedicto XVI dice estar listo para morir

Joseph Ratzinger, que en febrero del 2013 se convirtió en el primer Papa en seis siglos en renunciar, escribió una carta en donde indica que “en el último periodo de mi vida, voy en un peregrinaje hacia mi hogar"
Foto: Archivo / EFE
07/02/2018
13:32
Reuters
CIUDAD DEL VATICANO
-A +A

El Papa emérito Benedicto dijo en una carta publicada el miércoles por un diario italiano que está en la última fase de su vida y que va en "un peregrinaje hacia mi hogar".

Benedicto, que en febrero del 2013 se convirtió en el primer papa en seis siglos en renunciar, escribió una carta al diario Corriere della Sera para agradecerle a los lectores por sus buenos deseos mientras se acerca el quinto aniversario desde su dimisión.

"Me conmueve que tantos lectores quieran saber cómo paso mis días en éste, el último periodo de mi vida", escribió. "Sólo puedo decir que con el lento deterioro de mis fuerzas físicas, interiormente, estoy en un peregrinaje hacia mi hogar".

"En el lento debilitamiento de mi fuerza física, interiormente estoy en peregrinación hacia la Casa" del Señor, escribió Joseph Ratzinger al diario, que le había informado de la preocupación de numerosos lectores sobre su estado de salud.

"Es una gran gracia para mi estar rodeado en este último pedazo de camino, a veces un poco fatigante, de un amor y una bondad tales que no habría podido imaginar", escribe el alemán.

Desde su renuncia, el Pontífice emérito de 90 años, un alemán cuyo papado de siete años estuvo marcado por la mala gestión y los escándalos financieros, ha estado viviendo en un exconvento en los jardines del Vaticano.

Benedicto ha hecho sólo apariciones públicas, en su mayoría en grandes eventos de la Iglesia Católica, pero ha recibido a pocos amigos.

Sus más cercanos dicen que aún se encuentra mentalmente activo pero que presenta problemas de movilidad y necesita un andador para trasladarse.

"Ya no controla sus manos, no puede tocar el piano, ve muy mal, pero tiene una lucidez perfecta, se acuerda de todo", describió el año pasado un alto prelado del Vaticano.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS