Asesino de Las Vegas barajó otros objetivos de ataque

Bomberos del condado Clark hablan de la respuesta del Departamento a la masacre del domingo pasado en Las Vegas, Nevada
(AFP)
06/10/2017
01:51
Agencias
Las Vegas.
-A +A

El autor del peor tiroteo en la historia reciente de Estados Unidos barajó objetivos en Chicago y Boston, informaron ayer medios de prensa, al tiempo que autoridades pusieron en duda que haya actuado solo.

La semana previa al incidente, Stephen Paddock alquiló una habitación en el hotel The Ogden, de Las Vegas, durante la celebración del festival musical Life is Beautiful.

Además, reservó dos habitaciones en el Blackstone Hotel de Chicago, las cuales tenían vistas hacia el parque donde tuvo lugar el festival de música de Lollapalooza entre el 2 y el 5 de agosto pasados, indicaron el portal TMZ y NBC News, según los cuales, finalmente no se presentó.

La información sugiere un escenario similar al del festival de música country de Las Vegas, que congregó a 22 mil personas, sobre quienes abrió fuego en la noche del domingo desde una habitación de hotel del piso 32, con saldo de 58 muertos y más de 500 heridos.

El periódico The Boston Globe dijo que Paddock investigó en internet sobre el estadio de beisbol Fenway Park y el Centro para las Artes de Boston, lo que indica que planeó un ataque durante al menos dos meses.

Aún se desconoce el móvil del ataque del domingo. Las autoridades han recuperado 47 armas de fuego en tres localizaciones: la habitación del hotel Mandalay Bay desde donde Paddock abrió fuego —allí se encontraron 10 bolsas y 23 armas, incluidos rifles de asalto— y dos residencias a nombre del atacante, en Mesquite y Reno, ambas en el estado de Nevada.

Además, Paddock, jubilado de 64 años, tenía 22 kilos de explosivos y cerca de mil 600 balas en su automóvil. CBS News dijo que se detectaron tanques baleados de combustible para aviones cerca de la zona del concierto, aunque se desconoce si Paddock apuntó intencionalmente hacia ellos.

“¿Creen que todo eso lo consiguió por sí solo?”, preguntó el alguacil del condado, Joe Lombardo. “Hay que asumir que debió contar con ayuda”, agregó. Las autoridades no han hallado nota de suicidio y dicen que Paddock tenía un plan de escape, frustrado por Jesús Campos, guardia de seguridad hispano del Mandalay Bay que se enfrentó al agresor para evitar que siguiera disparando y quien resultó herido. “Su valentía fue increíble”, dijo Lombardo.

Según ABC News, Paddock fue visto con una mujer, que no era su pareja, en los días previos al ataque. Se investiga quién es. Las autoridades creen que algo le ocurrió a Paddock entre octubre de 2016 y el mes pasado, periodo en el que compró 33 armas de fuego.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) tiene más de 100 agentes en el caso. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios