Arranca operación de Guardia Nacional en frontera con México

Texas y Arizona, entre los que aportarán efectivos; otros tres estados se niegan
La comandante general de la Guardia Nacional en Texas, Tracy Norris, al anunciar ayer el envío de 250 efectivos a la frontera con México. (AFP)
07/04/2018
01:57
Agencias
-A +A

Washington.— El gobierno de Estados Unidos inició anoche el despliegue de miembros de la Guardia Nacional en la frontera con México, luego de que por la mañana la Casa Blanca indicara que podría enviar a más de los 4 mil efectivos anunciados previamente en caso necesario, y de que el fiscal general Jeff Sessions anunciara la adopción de una política de “tolerancia cero” con la entrada de inmigrantes de forma ilegal.

El Departamento de Seguridad Nacional informó en un comunicado: “Esta noche [viernes] las tropas de la Guardia Nacional se están desplegando para reforzar las misiones de seguridad fronteriza a lo largo de la frontera suroeste de EU”. “Trabajando de cerca con los gobernadores fronterizos, el Departamento de Seguridad Nacional identificó vulnerabilidades de seguridad que podrían ser abordadas por la Guardia Nacional”, destacó y agradeció a los mandatarios de los estados su apoyo.

Expresó que los Departamentos de Seguridad Nacional y de Defensa trabajarán juntos “para apoyar a los hombres y mujeres de las fuerzas del orden público que defienden la soberanía de nuestra nación y protegen a los estadounidenses” y que el esfuerzo continuará, con el apoyo de gobernadores, “para desplegar los recursos necesarios hasta que las fronteras de nuestra nación estén seguras”.

El gobierno de Texas dijo ayer que enviará 250 efectivos de la Guardia Nacional a la frontera, además de dos helicópteros, mientras que el de Arizona informó que enviaría 150 uniformados la semana próxima. Nuevo México también anunció que apoyará la misión y Dakota del Norte dijo que contribuirá si se lo piden; todos estos estados son gobernados por republicanos; en contraste, los gobiernos de Nevada —republicano—, Montana y Oregon —ambos demócratas— anunciaron que se oponen al envío de efectivos. El gobierno de California, enfrentado al presidente Donald Trump por su política de estado santuario, no se ha manifestado.

“Pueden ser más de 4 mil”. Por la mañana, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, abrió las puertas a que el envío de Guardias Nacionales supere los 4 mil estimados por Trump el jueves. “Habrá tantos como se necesiten”, dijo, y añadió: “El presidente cree que es un buen primer paso tener entre 2 mil y 4 mil. Pero si determinamos que necesitamos más, tomaremos esa decisión en su momento”.

Poco después, el fiscal general Jeff Sessions ordenó una política de “tolerancia cero” contra los inmigrantes que entren a EU ilegalmente a través de la frontera con México. La orden indica que los fiscales de los estados fronterizos deben poner mayor énfasis en presentar cargos de ingreso ilegal contra inmigrantes, algo que históricamente ha sido tratado como un delito menor, excepto en el caso de los traficantes de personas.

El diario The Washington Post informó que el gobierno de EU está expandiendo un programa, vigente desde hace algunos años, para recabar datos biométricos de miles de centroamericanos y migrantes arrestados en México, obteniendo acceso sin precedentes a las cárceles migratorias en México para identificar a criminales, pandilleros y potenciales terroristas, pero que la retórica de Trump contra México podría ponerlo en peligro.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS