Arranca labores nuevo Parlamento en Cataluña

Lo encabezará el independentista Roger Torrent; pendiente, debate sobre quién será presidente de la región
Roger Torrent, al centro, recibe los aplausos de sus compañeros, tras ser elegido ayer en Barcelona nuevo presidente parlamentario catalán (MANU FERNANDEZ. AP)
18/01/2018
03:20
Jerónimo Andreu / Corresponsal
Madrid
-A +A

Tras su disolución en castigo por declarar la independencia, Cataluña vuelve a tener un parlamento. Los diputados tomaron su cargo ayer y eligieron un presidente para la cámara, el independentista Roger Torrent.

Cuando el presidente español, Mariano Rajoy, suspendió la autonomía catalana, destituyó al gobierno de Carles Puigdemont y disolvió el Parlamento regional el pasado 28 de octubre, pensó que unas elecciones inmediatas servirían para sanar heridas. Sin embargo, en los comicios del 21 de diciembre volvieron a ganar los independentistas. En el Parlamento que se formó ayer a partir de esos resultados parece que las tensiones continuarán, con tres diputados en la cárcel, cinco huidos a Bélgica y los temas que llevaron a la confrontación entre Madrid y Barcelona todavía sobre la mesa.

Roger Torrent fue elegido presidente del parlamento tras dos votaciones, en las que sí pudieron participar mediante un intermediario los diputados encarcelados, pero no los cinco fugados. El papel de Torrent será clave, puesto que él decidirá si se propone al huido Puigdemont como candidato a dirigir de nuevo el gobierno catalán. Torrent declaró en el pasado que el Parlamento “debe obedecer a los abogados” de la institución, y éstos ya dictaminaron el lunes que investir a Puigdemont sin que éste regrese de Bélgica sería ilegal.

Torrent sorprendió ayer con un discurso más conciliador de lo esperado hacia los partidos no independentistas. El nuevo presidente del parlamento, que procede de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), aseguró que quiere “contribuir a coser la sociedad catalana” y que “hay que llegar a acuerdos con los que no siempre piensan como tú, pero con los que hay que entenderse”.

También avanzó la que será su prioridad y la de su partido, cuyo líder, Oriol Junqueras, está en la cárcel: “El primer paso es poner fin a la intervención de nuestras instituciones [por parte del gobierno español]. Corresponde a los grupos, a ustedes, fijar la agenda y el rumbo político en los próximos años”.

Cataluña no recuperará el control completo de su autonomía hasta que no sea elegido un nuevo presidente de la comunidad autónoma. Este martes, en una conversación informal con medios internacionales, entre ellos EL UNIVERSAL, Rajoy explicó que su gobierno no permitirá que Puigdemont acceda a ese cargo a través de una comparecencia por internet o por mediación de otro diputado, porque sería ilegal. El presidente español aseguró que, si el Parlamento catalán lo intenta, el gobierno acudirá de inmediato a los tribunales y anulará esa posibilidad.

El Periódico de Catalunya publicó ayer que España ha endurecido los controles en carreteras y aeropuertos para que Puigdemont sea detenido si intenta entrar al país para asistir a su investidura. En ese caso, sería encarcelado y debería solicitar un permiso al juez para acudir al parlamento y asumir la presidencia de Cataluña.

Ante estas perspectivas, Torrent reiteró que los independentistas que están en prisión por participar en la declaración de la independencia de Cataluña el pasado 27 de octubre sufren “una prisión preventiva que es del todo injustificada”.

Pese al tono conciliador de esta intervención, Inés Arrimadas, la líder del partido antiindependentista Ciudadanos, una fuerza emergente de la política española, aseguró : “No tenemos esperanza en encontrar en Torrent una persona del todo imparcial que respete a todos lo grupos y las leyes. Sabemos que fuera ha asegurado que está comprometido con la causa del independentismo. Y esperamos una legislatura como la anterior”.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS