Arma oculta contra México, en cambios a política de asilo de Estados Unidos

Estados Unidos lleva meses tratando de llegar a un acuerdo de “tercer país seguro” con México, y se sostuvieron varias reuniones entre oficiales de ambos países para ver su viabilidad
Cambios a política de asilo de EU
Scott Olson/Getty Images/AFP
09/11/2018
11:32
Víctor Sancho / Corresponsal
Washington
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, oficializó el endurecimiento del proceso de solicitud de asilo de los inmigrantes indocumentados que llegan a la frontera sin documentos, en una proclama que esconde un arma contra México en cuanto a cooperación en temas migratorios.

El texto de la proclama presidencial, publicada este viernes, especifica que durante 90 días se aplicará una “suspensión y limitación” de la solicitud de asilo de aquellos que hayan entrado a Estados Unidos sin papeles en regla y por lugares que no sean “puertos de entrada” oficiales.

Sin embargo, ese tiempo se reducirá si “hay un acuerdo que permita a Estados Unidos expulsar extranjeros a México”. El “acuerdo” hace referencia a lo que se conoce como “tercer país seguro”, que permite la repatriación de extranjeros al país fronterizo al que llegaron en lugar de a su nación de origen.

“Esta suspensión limitada facilitará las negociaciones en curso con México y otros países sobre los acuerdos de cooperación adecuados para prevenir la masiva migración ilegal hacia los Estados Unidos a través de la frontera sur”, se lee en la proclama, dejando claro que va a usar esta acción como herramienta ventajosa en las negociaciones con México y países del conocido Triángulo Norte centroamericano (Honduras, Guatemala, El Salvador).

Estados Unidos lleva meses tratando de llegar a un acuerdo de “tercer país seguro” con México, y se sostuvieron varias reuniones entre oficiales de ambos países para ver su viabilidad. Sin embargo, el canciller Luis Videgaray Caso insiste que “no hay ningún acuerdo, no hay ninguna aceptación ni verbal ni por escrito” de un pacto de este calibre.

“La gente puede venir, pero tienen que venir a través de los puertos de entrada [autorizados]”, dijo Trump sobre su nueva proclama. La escalada de su presión contra los inmigrantes que quieren solicitar asilo se magnificó con las noticias de varias caravanas que están transitando México en camino hacia la frontera sur de Estados Unidos.

La nueva orden es el último intento de conseguir disuadirles de su odisea, enviando el mensaje que les será casi imposible entrar a la Unión Americana debido a la complejidad de ser aceptados como solicitantes de asilo y la sobresaturación de los puertos de entrada autorizados.

En el documento emitido este viernes, Trump insistió en que la llegada “masiva” de inmigrantes está generando “una crisis” en la frontera que pone en riesgo “la integridad de nuestras fronteras”.

El presidente se resiste todavía a quitar de su vocabulario que la llegada de inmigrantes es un riesgo para Estados Unidos y va a “inundar” el país.

En ese sentido, la proclama presidencial se basa en la misma justificación que usó para su polémico veto migratorio a personas provenientes de países de mayoría musulmana: que tiene autoridad para decidir qué inmigrantes entran en función de si son “perjudiciales para los intereses de los Estados Unidos”.

No cabe duda de que, como con todas las políticas que afectan a migrantes que se han intentado aplicar durante el mandato de Trump, organizaciones y asociaciones pro-inmigrantes van a llevar esta acción a los tribunales, buscando que la justicia congele el último intento de la Casa Blanca de afectar a los inmigrantes.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS