Advierten de pérdidas si ponen fin a DACA en EU

Casi 700 mil personas saldrían de la fuerza laboral, revela un estudio; el costo para el PIB en la próxima década sería de 460 mil mdd
30/08/2017
03:15
EFE
Chicago.
-A +A

La posible cancelación de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sacaría a casi 700 mil personas de la fuerza laboral, un costo de 460 mil millones de dólares en el PIB en la próxima década, según un estudio divulgado ayer.

Incluso si Trump optara por no permitir la renovación de los permisos actuales de dos años una vez que estos expiren, aunque sea por un corto periodo, tendría “consecuencias devastadoras” para los jóvenes, declaró en teleconferencia Todd Schulte, presidente de la organización empresarial FWD.us.

El estudio indica que la pérdida de empleos debido a la anulación de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) comenzaría inmediatamente y se mantendría hasta que todos los “soñadores” sean despedidos, ya sea automáticamente o en un plazo máximo de dos años.

Bajo este segundo supuesto, durante la primera semana habría más de 6 mil despidos de jóvenes indocumentados, que irían en aumento hasta llegar a 11 mil semanales, o uno cada 13 segundos, en el tercer trimestre de 2018. Si esto sucediera, Schulte estimó que en los próximos dos años habría unos mil 400 despidos diarios por la pérdida de protección de los “soñadores”.

Tom Jawetz, vicepresidente del Center for American Progress (CAP), dijo por su parte que esos “jóvenes quedarán totalmente desprotegidos, sin saber cómo proceder con sus vidas”.

Jawetz advirtió que si son eliminados de la fuerza laboral el impacto se sentirá en el Producto Interno Bruto (PIB), con pérdidas de 460 mil millones de dólares en una década.

“DACA funciona, ha transformado la vida de casi 800 mil personas y funciona para todos, incluyendo los empleadores”, afirmó Schulte en una teleconferencia convocada ante las versiones de que Trump podría anunciar esta misma semana su decisión sobre el futuro de la orden ejecutiva aprobada en 2012 por su antecesor, Barack Obama.

Diez fiscales generales republicanos y el gobernador de Idaho, Butch Otter, amenazaron con demandar al presidente si este no elimina DACA antes del 5 de septiembre, por lo que el programa podría ser puesto en suspenso por un juez federal o ser cancelado por Trump, quien reconoció que es un tema difícil y prometió encararlo “con corazón”.

El estudio señala que desde que Trump asumió la presidencia en enero pasado, unos 200 mil jóvenes renovaron por dos años su estatus migratorio, que supone además un permiso de trabajo.

“DACA los salvó de las deportaciones, pero también les permitió estudiar e incorporarse a la fuerza laboral”, dijo Schulte.

David Bier, analista del Cato Institute, que también participó en el estudio, destacó por su parte el “costo innecesario” que tendrán que asumir los empleadores para reemplazar a los trabajadores despedidos, estimado en 2 mil millones de dólares en dos años.

“Y todo por el despido de empleados productivos, por la única razón de un cambio arbitrario en la política federal”, señaló. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS