Acusan en EU política antiinmigrante en cambios al censo de población

La decisión del gobierno de Estados Unidos de incluir en el censo 2020 una pregunta sobre la nacionalidad de los encuestados, ha desencadenado una nueva polémica
27/03/2018
23:09
Víctor Sancho / Corresponsal
Estados Unidos
-A +A

La decisión del gobierno de Estados Unidos de incluir en el censo de 2020 una pregunta sobre la nacionalidad de los encuestados ha desencadenado una nueva polémica, dado que la acción es considerada un paso más para demostrar su política antiinmigrante.

El Departamento de Comercio, encargado del censo, incluyó de nuevo la pregunta a solicitud del Departamento de Justicia, en aras de “proveer datos completos y precisos” sobre la población del país. El estado de California que demandó la decisión, por considerarla "ilegal" y dirigida a perjudicar a las comunidades inmigrantes. 

El censo en Estados Unidos tiene un gran poder político, y cada decisión pone mucho en juego. El recuento de población y su caracterización, que se realiza cada diez años por mandato constitucional, es el conjunto de datos que se usa para la distribución y dibujo de los distritos electorales de cara a comicios federales y la distribución de fondos. 

El fiscal general de California, el demócrata Xavier Becerra, escribió en una columna publicada en el San Francisco Chronicle que su estado sería “herido desproporcionalmente” por la baja participación de una comunidad inmigrante. Varios gobiernos estatales, como los de Nueva York o Connecticut, se unieron a la demanda; hace un mes, 18 fiscales generales enviaron una carta advirtiendo que este gesto podría ser inconstitucional.

La versión de que se iba a volver a incluir la pregunta en los formularios del censo había despertado un nivel de preocupación “sin precedente” en la comunidad inmigrante, por el miedo a que dar información al gobierno federal podría implicar estar más cerca de una potencial deportación. 

La falta de inclusión de los habitantes no-ciudadanos se estima que favorecería a los republicanos, dándoles ventaja durante una década: la mayoría de inmigrantes indocumentados, que no verán alicientes para responder el censo, viven concentrados en 20 áreas metropolitanas de marcado color demócrata. Un descenso de la población en esas regiones menguaría los fondos para grandes ciudades progresistas en beneficio de áreas rurales más republicanas.

Además, podría cambiar la composición de la Cámara de Representantes, repartida por distritos en función de la población en función del número total de habitantes en el país -no sólo de aquellos que cumplen con los requisitos para poder votar.

Según los cálculos de Becerra, “un recuento incompleto amenazaría al menos uno de los escaños de California en la Cámara de Representantes (y, por extensión, un elector en el colegio electoral). Privaría a California, sus ciudades y condados de su parte justa de miles de millones de dólares en fondos federales”, escribió en su columna.

“Ni la oficina del censo ni los preocupados por este asunto pueden documentar que la tasa de respuesta va a materializarse en una disminución”, argumentó en el memorando de anuncio de la medida el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

Los defensores de los inmigrantes se opusieron rápidamente a la decisión. El Comité de Abogados por los Derechos Civiles Bajo Ley condenaron un anuncio que calificaron de un “claro intento de politizar el proceso” del censo porque desalienta a las minorías a participar.

“Este anuncio no es más que otro componente en la guerra del gobierno de Trump en contra de los inmigrantes y otro ejemplo de su abierta hostilidad para la democracia representativa de Estados Unidos. El que el gobierno federal pregunte sobre el estatus de ciudadanía sembrará el miedo entre las familias inmigrantes”, dijo en un comunicado Frank Sharry, director ejecutivo de America's Voice. Para Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), la pregunta “está intencionalmente diseñada para hacer invisibles a las comunidades inmigrantes”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS