Acusan al gobernador de Missouri de azotar y manosear a una mujer

Aunque el gobernador de Missouri, Eric Greitens, asegura que fue una "relación consentida", la mujer asegura que la azotó y abofeteó, la manoseó y la empujó varios encuentros sexuales que en ocasiones la dejaron llorando y atemorizada
(Foto: AP)
12/04/2018
10:06
AP
-A +A

Para el gobernador de Missouri, Eric Greitens, fue una "relación completamente consentida”. Pero la mujer con la que reconoció haber tenido un amorío contó que Greitens la azotó y abofeteó, la manoseó y la empujó durante una serie de encuentros sexuales que en ocasiones la dejaron llorando y atemorizada.

El descriptivo testimonio de la mujer fue revelado en un reporte publicado el miércoles por un comité legislativo especial de Missouri, que ampliará su labor para recomendar si los legisladores deberían comenzar un juicio político para intentar destituir al gobernador republicano. 

Algunos políticos destacados como el secretario de Justicia del estado, Josh Hawley, y la senadora federal demócrata Claire McCaskill, pidieron la renuncia inmediata de Greitens.
 
Pero Greitens dijo que permanecerá en el cargo y demostrará su inocencia ante unas crecientes acusaciones que calificó de "mentiras y falsedades”. 

Greitens, de 44 años, irá a juicio el 14 de mayo en St. Louis por un delito grave de invasión de la privacidad por supuestamente tomar y transmitir una foto no consentida de la mujer cuando ésta estaba parcialmente desnuda. Por otra parte, una vez termine la sesión legislativa el próximo 18 de mayo, el comité especial de la Cámara de Representantes emitirá su recomendación sobre la apertura de juicio político al mandatario. Líderes de la cámara estatal dijeron que convocarán una sesión especial. 

El reporte de la cámara estaba firmado por los siete miembros del comité, cinco republicanos y dos demócratas. Describe el testimonio de la mujer como creíble y destaca que, hasta el momento, Greitens se ha negado a declarar o a proporcionar documentación al panel. 

Según la declaración de la mujer, Greitens tomó una foto de ella tras manipularla para que se pusiera en una posición comprometida durante un encuentro sexual no deseado en la casa del gobernador y le dijo que "todo el mundo verá lo (...) que eres” si le contaba a alguien lo ocurrido. 

Greitens se ha negado a responder directamente a las preguntas de los reporteros sobre la imagen, pero negó rotundamente haber cometido delito alguno.

"Esta es una caza de brujas política”, dijo Greitens a periodistas el miércoles, invocando una de las respuestas favoritas del presidente Donald Trump ante las pesquisas no deseadas. "Esto es exactamente lo que está ocurriendo con la caza de brujas en Washington, D.C.", agregó más tarde.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Todd Richardson, dijo que el testimonio de la mujer era “más que perturbador” y defendió la integridad de la investigación. "Déjenme ser muy claro sobre esto: Esto no es una caza de brujas y el comité no tiene una agenda política”, afirmó.

Si la Cámara estatal decide abrir un juicio político a Greitens, el senado elegirá a siete juristas que determinarán la posible destitución del mandatario. El proceso puede llevarse a cabo con independencia del caso judicial.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS