Sismo del 16 de febrero afectó 100 pozos del sur de la Ciudad

“Ya estamos con un suministro prácticamente normal, lo que viene ahora es un proceso de estabilización y reposición del servicio” RAMÓN AGUIRRE DÍAZ Director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México
(FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
21/02/2018
02:06
Phenélope Aldaz
-A +A

phen[email protected]

El desabasto de agua que padecieron los capitalinos en los últimos días se debió a una conjunción “atípica” de problemas en la red de agua potable, afirmó el director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Ramón Aguirre Díaz.

Pese a ello, aseguró que a más tardar este miércoles quedará normalizado el suministro: “Ya estamos con un suministro prácticamente normal, lo que viene es un proceso de estabilización y reposición del servicio (…). Estamos no en la mejor situación, pero sí con un servicio ya prácticamente normalizado”.

En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Ramón Aguirre explicó que a raíz del sismo del 16 de febrero pasado se interrumpió el suministro de energía eléctrica, por alrededor de siete horas, en 100 pozos ubicados en la zona sur.

Los 17 circuitos eléctricos afectados provocaron que se interrumpiera el servicio en pozos y plantas de bombeo que abastecen a las delegaciones Iztapalapa, Milpa Alta, Tláhuac, Xochimilco y Tlalpan.

Además, los fuertes vientos registrados en la zona de Lerma, Estado de México, derribaron árboles, lo que provocó que se dejaran de enviar hasta mil litros por segundo hacia la Ciudad de México.

Esta zona comprende los ramales ubicados en los municipios de Jiquipilco, Ixtlahuaca, Jocotitlán y Temoaya. En total fueron 14 pozos los que salieron de operación y que generaron problemas de abasto en Iztapalapa, Cuauhtémoc, Benito Juárez, Venustiano Carranza, Azcapotzalco y Tlalpan.

Ramón Aguirre dijo que a ello se sumaron trabajos de mantenimiento y reparación en colonias como Hipódromo y Condesa, en Cuauh-témoc; así como el Peñón de los Baños, en Venustiano Carranza.

En este último, precisó, el servicio proviene de Chiconautla, donde “tuvimos que darle mantenimiento a tres pozos, de los que ya se repararon y están funcionando dos; el tercero está en proceso, debe tardar aproximadamente dos semanas”.

Aguirre Díaz dijo que aun cuando no se dispuso de un operativo especial, se cuenta con alrededor de 350 pipas otorgando servicio gratuito a quienes lo requieran.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS