Verificarán balnearios y locales comerciales durante Semana Santa en Edomex

Objetivo es acudir a por lo menos 100 lugares a partir del fin de semana, informan
Verificarán balnearios y locales comerciales durante Semana Santa en Edomex
La irregularidad detectada con mayor frecuencia por autoridades en balnear io s es la falta de cloración en las albercas. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
25/03/2018
01:12
Claudia González
-A +A

[email protected]

Toluca, Méx.— Santiago Ramos Millán, comisionado para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de México, informó que al año realizan 18 mil verificaciones, que se intensifican durante el Operativo de Cuaresma que se lleva a cabo en la Semana Santa.

Informó que durante los días de asueto, la vigilancia del personal se amplía a las albercas, sobre todo en los municipios con mayor aforo de turistas como Valle de Bravo, Malinalco, Ixtapan de la Sal y la expectativa es acudir por lo menos a 100 lugares a partir del fin de semana hasta el domingo 1 de abril.

Ramos Millán detalló que la irregularidad detectada con mayor frecuencia en dichos establecimientos es la falta de cloración en los balnearios, aunque para subsanar esta falla brindan un plazo a los responsables conforme a los reglamentos de la Cofepris; sin embargo, dependerá de la gravedad de las fallas encontradas las sanciones a las que son acreedores los prestadores de servicio.

Lo anterior, pues durante las revisiones, dijo, también practican estudios bacteriológicos en el agua, y de incumplir con los parámetros, emiten una recomendación, además de orientación al lugar, pero pocas veces llegan a la clausura o sanción económica.

“Antes de imponer la sanción preferimos dar una orientación y dar un tiempo para subsanar la operación, porque mayormente es la falta de cloración, lo hemos detectado”, dijo.

El funcionario explicó que parte de las revisiones incluyen comercios con venta de alimentos marítimos, no sólo mariscos, pues hay algunas especies que son cultivadas en lagos y ríos, por ejemplo la trucha y la tilapia.

El objetivo es asegurar la cadena de refrigeración, que sean adecuados para el consumo humano y no representen un riesgo, advertir buenas prácticas en el manejo de la comida, para prevenir consecuencias en la salud de los consumidores.

De encontrar anomalías, aclaró, se prohibe su venta, no hay clausuras sino orientaciones para impedir que el locatario reincida en conductas anómalas, para ello la dependencia cuenta con alrededor de 330 verificadores que recorren todo el estado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS