Vecinos de Naucalpan pagan por agua que no reciben

Habitantes de Lomas de Sotelo compraron 27 pipas para tener el líquido
Desde el 24 de noviembre de 2017, los pobladores padecen por la escasez del fluido, por lo cual deben de comprar barriles para poder llenar una cisterna y un tanque elevado instalados en fraccionamiento en donde viven (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
04/01/2018
01:12
Rebeca Jiménez Jacinto
Naucalpan, Méx
-A +A

[email protected]

Ante la falta de agua, vecinos de Lomas de Sotelo compraron 27 pipas para llenar una cisterna y un tanque elevado en ese fraccionamiento; sin embargo, al pasar el afluente a sus casas es contabilizada por medidores, “realizaremos pagos dobles por un servicio que no tuvimos”, dijo Eduardo Rodríguez Campos delegado vecinal.

Los números telefónicos del Organismo de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OAPAS), para pedir pipas de agua de distribución gratuita, permanecieron descolgados durante la emergencia de fin de año, por lo que muchas familias se vieron obligadas a comprar agua de garrafón y agua de camiones cisterna privados, cuyo precio osciló entre mil 200 y mil 900 pesos, señalaron dirigentes vecinales de Lomas de Sotelo, Lomas Verdes y La Concordia.

Desde el 24 de noviembre Lomas de Sotelo dejó de recibir agua, el suministro se regularizó unos días y a fin de año con la ruptura del Macrocircuito que distribuye el caudal del Cutzamala, “volvimos a quedarnos sin agua”, comentó Eduardo Rodríguez acompañado por sus vecinos.

Ante la emergencia que se prolongó más de un mes; por ejemplo, un grupo de 30 familias compró 27 pipas para llenar una cisterna comunitaria de 40 litros y un tanque elevado que abastece a Lomas de Sotelo; cada pipa tuvo un costo de mil 200 pesos, por lo que “en total pagamos 32 mil 400 pesos”, indicó el dirigente vecinal.

Sin tener agua, “nos llegarán los recibos del OAPAS porque de la cisterna que llenamos con las pipas, el fluido pasa por los medidores de nuestras casas y nos contabiliza un consumo que pagamos de antemano y tendremos que volver a pagar”, lamentó Rodríguez Campos.

Con las facturas de las 27 pipas que compraron, intentarán que OAPAS les contabilice ese pago a cuenta del agua que les cobra y que no recibieron, “lo vemos difícil, pero lo volveremos a intentar, en otras ocasiones lo han rechazado”, comentó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS